La empresaria Alejandra De la Vega Foster.
La empresaria Alejandra De la Vega Foster. (El Paso Times)
Alejandra de la Vega Foster piensa que el arte y los deportes pueden unir a las comunidades.

"Algunas veces necesitas algo así como un hilo para unir a las personas. Creo que el béisbol, los deportes, el arte y la cultura pueden ser ese hilo", señaló de la Vega quien es una gran fanática del béisbol y partidaria del arte.

Ella proviene de una familia que ha trabajado siempre para ayudar a las comunidades que lo necesitan en ambos lados de la frontera.

De la Vega Foster funge como presidenta del negocio familiar, Almacenes Distribuidores de la Frontera, el cual opera más de 190 tiendas de conveniencia y supermercados Del Río en Juárez y el norte de Chihuahua.

Su abuelo, Don Artemio de la Vega empezó este negocio hace 75 años y su padre, Federico de la Vega, dirigió la cadena de supermercados durante varios años.

De la Vega Foster, también se desempeña como presidenta de la Corporación General de Exportaciones una pequeña empresa filial de Almacenes Distribuidores.

La matriarca de la familia, Guadalupe de la Vega, fue nominada entre los diez finalistas para obtener el premio Héroe del Año 2010 de la cadena CNN por su labor altruista al fundar la Federación Mexicana de Salud y Desarrollo Comunitario, FEMAP.

Dicha fundación sin fines de lucro, opera un hospital y una escuela de enfermería en Juárez además proporciona un amplia gama de servicios comunitarios tanto en Juárez como en El Paso.

"El brindar ayuda nos viene de familia, lo traemos en la sangre", indicó de la Vega Foster, de 45 años y la menor de tres hermanos.

Ella nació en El Paso, pero vivió en Juárez gran parte de su vida, cursó sus estudios en la Academia Loretto y posteriormente se graduó de la carrera de Ingeniería Industrial en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

De la Vega Foster se unió a los negocios familiares así como a las obras caritativas y rápidamente se convirtió una de las principales empresarias y filántropas de la región.

Conoció al multimillonario Paul Foster a través de la Organización de Jóvenes Presidentes, una red mundial de jóvenes ejecutivos y continuó tratándolo por medio de otros grupos de la comunidad. Foster y de la Vega contrajeron nupcias en el 2008 y ella funge como directora y vicepresidenta de la fundación familiar Paul L. Foster creada ese mismo año.

Foster, quien es el presidente ejecutivo de la compañía Western Refining, donó 50 millones de dólares para establecer la Escuela de Medicina Paul L. Foster y el Centro de Ciencias de la Salud Texas Tech University en El Paso en el 2007, y también ha contribuido con varios millones de dólares a la Universidad de Texas en El Paso.

La pareja otorgó un millón de dólares a UTEP, con el fin de crear el Programa de Posgrado en Negocios Internacionales Paul L. Foster y Alejandra de la Vega Foster.

La empresaria actualmente funge como dirigente de FEMAP y de la Fundación del Museo de Arte de El Paso y ha sido pieza clave para la creación de un museo infantil en Juárez.

El museo "La Rodadora", es una iniciativa pública y privada que ha estado en construcción por más de diez años y abrirá sus puertas a finales de este año, éste ha sido inspirado en el popular museo infantil de la Ciudad de México, Papalote Museo del Niño, un reconocido recinto educativo que cuenta con más de 300 exhibiciones interactivas.

"Es un lugar donde los niños podrán explorar, jugar, aprender y soñar convertirse en lo que ellos quieran", indicó de la Vega desde su oficina en el histórico edificio Anson Mills en el centro de la ciudad, lugar desde donde puede apreciarse la futura ubicación del nuevo estadio de béisbol.

De la Vega Foster también funge como miembro del Grupo MountainStar Sports, mismo que busca traer a la ciudad al equipo de béisbol Padres de Tucson.

Mientras varias personas aplauden los esfuerzos del mencionado grupo y de la reconocida familia de la Vega, otras aún no creen que dicho estadio podrá ayudar a reactivar el centro de la ciudad y cuestionan la decisión de construirlo en el lugar que actualmente ocupa el City Hall.

Entre éstas se encuentra Tom Dávila Santos, de 58 años, quien ha sido muy franco al señalar que la ciudad debió esperar a consultarlo con los electores en los comicios de noviembre. Tanto la ciudad como el Grupo MountainStar han señalado que éste necesitaba contar con un estadio para continuar con las negociaciones sobre el nuevo equipo.

"Aún con todo lo bueno que los miembros de este grupo han hecho por la comunidad, parece que hay algo que no anda del todo bien", señaló Dávila Santos, quien dijo no ser fanático del béisbol, sin embargo siempre ha apoyado al equipo de los Diablos de El Paso y a otros equipos locales. "Ojalá me equivoque".

A pesar de las críticas, de la Vega Foster quien siembre ha estado vinculada con los deportes, lo considera una magnífica oportunidad para estimular el desarrollo económico de la región.

"Recuerdo cuando era niña y acostumbraba ir con mi papá a los estadios de todo México para apoyar al equipo", señaló de la Vega Foster refiriéndose a los Indios de Juárez ,el equipo de béisbol de México y para el cual su padre alguna vez fungió como presidente.

Los Indios de Ciudad Juárez, fueron campeones de la Liga Mexicana de Béisbol en 1982. "Fue algo muy alentador y especial", indicó.

A finales de la década de los ochenta cuando ya sobrepasadba los 20 años, de la Vega Foster junto a su padre compró y dirigió el equipo profesional de fútbol soccer Cobras de Ciudad Juárez, fungiendo como vicepresidenta y directora ejecutiva de la organización.

El equipo se fundó originalmente en 1980 como Cobras Querétaro y pertenecía a la empresa Televisa de México. Como Cobras de Juárez, el equipo ascendió de la segunda a la primera división. El equipo descendió en 1994 después de que el país restructuró los niveles de sus ligas.

Una franquicia Rayados de Monterrey después se mudó a Ciudad Juárez y jugó como Cobras desde el 2001 hasta el 2005.

De la Vega Foster señaló recordar que los jugadores de Indios y Cobras servían de inspiración para la juventud de la región.

"Eso es de lo que realmente se trata y es lo que veo. ¿Desarrollo económico y reactivación del centro de la ciudad? Sí pero es algo más que eso".

De la Vega Foster, señala que existe una gran pasión por el béisbol en Juárez y le emociona traer este deporte a la comunidad fronteriza.

Y aunque es un tema controversial, el construir el estadio en el centro de la ciudad también podría ayudar a estimular la calidad de vida en Juárez y el norte de Chihuahua.

"Geográficamente, lo sitúa en el centro de ambas comunidades", indicó agregando que fue la Liga de la Costa del Pacífico la que sugirió que el estadio se edificara en ese sector y las autoridades locales consideraron que la ubicación del City Hall era la mejor y que estaría listo para la temporada 2014.

"No importa si vives en el oeste o en el este ya que el centro de la ciudad es como una zona neutral en donde todos pueden convivir amigablemente como una sola región y disfrutar de un día de esparcimiento".

"El béisbol no es el único recurso que El Paso y la región necesitan pero sí es muy importante", indicó de la Vega Foster.