EL PASO - Por lo general, nos referimos a la salud física y mental como si fueran dos diferentes partes del organismo humano.

La verdad es que la física está vinculada y no puede separársele del la salud mental corporal.

Cuando nos da un resfrío o nos cortamos, le pedimos consejo a la familia, a las amistades o a los profesionales de la medicina.

Por desgracia, no estamos muy dispuestos que digamos a hablar de las enfermedades mentales.

El estigma, es decir, la percepción de que es socialmente inaceptable ser víctimas de enfermedades mentales, es una de las principales razones de que la gente evite abordar el tema.

Los trastornos mentales representan una de las cargas más pesadas en Estados Unidos, en comparación con otras dolencias.

Para el 2020, se predice, este tipo de trastornos en al salud superarán cualquier incapacidad en el ámbito mundial.

Los jóvenes y adultos víctimas de enfermedades mentales sin atender corren un elevado riesgo de consumir drogas y alcohol en exceso, ser violentos o lastimarse a sí mismos.

Ni siquiera los niños o niñas son inmunes a los trastornos de la mente.

En Estados Unidos, unos nueve millones de menores son víctimas de problemas emocionales y, pese a ello, sólo uno de cada cinco son atendidos adecuadamente.

Y en referencia a personal calificado para atender las enfermedades mentales, todavía hay problemas en El Paso y áreas circunvecinas.


Advertisement

Lo bueno es que ya conocemos excelentes alternativas de tratamiento, donde las familias y las personas colaboran con médicos y especialistas en salud mental para identificar el mejor camino rumbo a la recuperación.

En nuestro papel de comunidad, es necesario superar el estigma vinculado con las enfermedades mentales, a efecto de que las familias busquen la mejor solución para sus seres queridos.

Un paso importante reside en disipar los mitos en torno a las enfermedades mentales y atenerse a los hechos.

He aquí algunos de tales mitos, según expertos de Servicios de Abusos en Sustancias y Salud Mental:

Mito: para nada me afectan las enfermedades mentales.

Realidad: las enfermedades mentales son sorprendentemente comunes; afectan a casi cada familia en Estados Unidos. Las enfermedades mentales no discriminan pueden atacar a cualquiera.

Mito: las víctimas de enfermedades mentales son violentas e impredecibles.

Realidad: la gran mayoría de las enfermas y enfermos mentales no son más violentas precisamente. Aunque ni siquiera se den cuenta, la mayoría de la gente conoce a una persona afectada de trastornos de la mente.

Mito: los enfermos mentales jamás se recuperan.

Realidad: Según los resultados de investigaciones efectuadas en la materia, la mayoría de los enfermos mentales mejora y muchos de ellos se recobran completamente. La recuperación se refiere al proceso donde la gente puede vivir, trabajar, aprender y participar plenamente en su comunidad.

Mito: los niños son inmunes a las enfermedades mentales; sus actitudes son producto de una deficiente formación paterna.

Realidad: Según un informe extraído de la Comisión Presidencia Nueva Libertad Sobre Salud Mental, del 5 al 9 por ciento de los menores experimentan serios disturbios emocionales.

Y de acuerdo con varias investigaciones efectuadas en la materia, la aceptación social es la manera más óptima de enfrentar las dolencias de tipo mental.

Por desgracia, la gente ignorante tiende a reaccionar negativamente al descubrir a un amigo o pariente víctimas de trastornos mentales.

Derribemos juntos las barreras del estigma de las enfermedades mentales. Démonos tiempo para informarnos y, así, orientar a nuestras amistades, familia y colegas.

Enrique Mata es directivo de la Fundación de Salud Paso del Norte.

Mayores informes

Para saber más sobre la manera de reducir o eliminar el estigma inherente a las enfermedades mentales:

promoteacceptance.samhsa.gov/publications/myths_facts.aspx

bringchange2mindorg

Auxilio para las familias en El Paso:

NAMI El Paso (915) 534-5476 o nami.org/MS

Teléfonos de emergencias para crisis: 915-779-1800; emergencehealthnetwork.org