Expertos en arquitectura de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) se pronunciaron porque el proyecto definitivo para la remodelación del Centro Histórico de nuestra frontera tome en consideración el sentir de los habitantes de los sectores urbanos involucrados, así como la opinión especializada ajena al ámbito oficial, a fin de que las obras correspondan también a intereses de preservación de los valores históricos y de identidad de la ciudad.

Para ello piden que el proyecto respete la integridad de monumentos y edificios emblemáticos que presuntamente se tienen considerados para ser demolidos, además de que se busque gestionar presupuesto destinado a su restauración y reutilización en funciones que sirvan para la reactivación y la integración social de la zona.

Como edificios emblemáticos del Centro tenemos el caso del Gimnasio Neri Santos, o el café La Nueva Central, donde se está generando un movimiento en contra de la intención de tirarlo, y que es valioso porque es un importante generador de convivencia e integración, incluso para muchas familia de la zona , señaló al respecto Sergio Moreno, maestro de Rearquitectura de la UACJ.

Al destacar que el proyecto ya tiene incluidas edificaciones como la antigua Garita de Metales que está en proceso de restauración, y el histórico salón La Fiesta para el que ya se tiene un proyecto restaurativo, el profesionista menciona que igualmente se deben considerar para su rescate elementos emblemáticos que por ahora están en el olvido.


Advertisement

En este paquete incluyó a La Pila de la Chaveña, los cines Plaza, Premier y Victoria, el Mercado Juárez, las escuelas Revolución y Jesús Urueta, el Monumento a Juárez y la Plaza Balderas, además de algunas de las viviendas vernáculas de la calle Mariscal y sus alrededores, según mencionó.

El gobierno tiene un interés de generar parques, plazas en la zona Centro combinado con la construcción de puentes y pasos subterráneos, eso está bien, pero entonces la pregunta es: cómo integrar esas necesidades, esos planes que tiene el Municipio, con la historia y los edificios representativos de Ciudad Juárez , señaló.

Por su parte Elia Moreno, maestra de Arquitectura de la UACJ, destacó la identidad como un factor esencial a considerar en el proyecto, algo que en su opinión puede servir de vínculo afectivo para muchos de los jóvenes que hoy en día viven como seres un tanto aparte de su ciudad.

En su concepto el hecho de derruir edificios históricos -como sucedió con el antiguo cuartel- representa una pérdida de identidad que va mermando el sentimiento de arraigo, fomentando la despersonalización y la individualidad, y desvinculando a las nuevas generaciones de lo que representa sus orígenes.

Eso significa una gran pérdida para nosotros como ciudadanos, por eso es que uno de los ejercicios programados para nuestros alumnos es que investiguen y documenten en campo, por medio de entrevistas con cada una de las personas que se mueven en el Centro, lo que éste representa para cada uno de ellos , indicó.

Afirmó que la intención es integrar a una sociedad tan dispersa en un factor de interés común, que tenga afinidad con su sentir como fronterizos, en algo enfocado a tratar de reintegrar a su gente, a muchos jóvenes que a nivel general actualmente parecen carecer de identidad y al resto de los habitantes que actualmente se encuentran en zonas muy dispersas, para interesarlos y volverlos en un interés común hacia el Centro Histórico.

Que éste sea para todos ellos el corazón de su ciudad, ver cómo podemos recuperar esos espacios y no perderlos e interesar a los jóvenes en conocer lo que está ligado a su raíces , expresó.