A fines del 2011, el Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, presidió la colocación de este espectacular, en el puente internacional de la Isla de
A fines del 2011, el Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, presidió la colocación de este espectacular, en el puente internacional de la Isla de Córdova, entre Juárez y El Paso. El mandatario dijo exigir a Estados Unidos un freno al tráfico de armas rumbo a territorio mexicano. (Foto de archivo El Paso Times.)
EL PASO - Hasta el momento se desconoce el paradero de cientos de armas vinculadas al fracasado Operativo "Rápido y Furioso" y más gente inocente puede morir como resultado de ello, según un informe conjunto elaborado por la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos.

Ese informe, "Operativo Rápido y Furioso de la Secretaría de Justicia: Exacerbando la Violencia del Cártel", fue emitido el 26 de julio, redactado por el Senador Charles E. Grassley, de la Comisión Judicial del Senado de Estados Unidos; y por el Congresista Darrell E. Issa, de la Comisión de Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes.

Carlos Canino, ex agregado del Buró Federal de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos en México (ATF, por sus siglas en inglés), fue uno de los testigos quienes declararon ante el Congreso acerca de "Rápido y Furioso", cuya operación consistió en permitir el tráfico de armas a través de la frontera, como parte de varias acciones para detectar a traficantes de armamento, de alto nivel.

"Por desgracia, hay cientos de Brian Terrys en México nosotros, los del Buró, fuimos quienes armamos al Cártel de Sinaloa", declaró Canino ante el Congreso, en alusión al asesinato cometido en contra del agente de la Patrulla Fronteriza, Brian Terry.

" Es asqueroso", expresó Canino.

Terry fue asesinado el 14 de diciembre del 2010, en el desierto de Arizona, durante un tiroteo en contra de varios hombres procedentes de territorio mexicano, cuando los sujetos trataban de robar a narcotraficantes.

Un arma, localizada junto al cadáver de Terry, fue rastreada hacia el operativo del buró de armas, tendiente a detectar armamento adquirido por prestanombres en las armerías estadounidenses.

Según se redactó en el informe de marras, los agentes del ATF, establecidos en Arizona, le perdieron la pista a las armas y dejaron a oscuras a las autoridades mexicanas y a sus homólogos de la ATF en México, acerca del operativo.

En su testimonio, Canino arguyó haber localizado documentación donde se asentó cómo los agentes de la ATF se habían retirado de casas de seguridad donde había armas almacenadas.

Y de acuerdo con el testimonio presentado por otro agregado de la ATF en México, sus homólogos estadounidenses ocultaron datos de la ubicación de armas recuperadas en la República Mexicana.

A guisa de explicación, le dijeron únicamente que ello formaba parte de una investigación vigente.

Varios prestanombres seleccionaron rifles calibre 7.62, 223 y .50, armamento supuestamente utilizado para asesinar y, en algunos casos, los condujo directamente hacia los miembros del cártel.

Asimismo, en El Paso y Juárez fueron confiscadas armas vinculadas al operativo realizado por la ATF.

"Las armas recuperadas en El Paso, en el 2010, seguramente incidieron en un cambio en el movimiento del Operativo Rápido y Furioso, con específico jefe de plaza de elevado rango en el Cártel de Sinaloa", se redactó en el informe.

"Y quizá representó igualmente un cambio en el movimiento de las armas de Rápido y Furioso, a efecto de dotar de las necesarias armas al Cártel de Sinaloa para su batalla para apoderarse de las rutas del narcotráfico en Juárez".

Según las autoridades estadounidenses, el capo Joaquín El Chapo Guzmán Loera encabeza el Cártel de Sinaloa, cuya organización emprendió una sanguinaria pugna en contra del Cártel de Carrillo Fuentes en el 2008, para controlar la plaza del narcotráfico Juárez-El Paso.

Hasta el momento, tal guerra ha dejado un saldo mortal de 10 mil víctimas en Juárez.

Armas vinculadas al Operativo "Rápido y Furioso" fueron encontradas en Juárez, el 14 de marzo del 2010; el 28 de septiembre del 2010; el 12 de octubre del 2010; y el 4 de febrero del 2011.

Una de las armas, recobrada en la Ciudad de Chihuahua el 4 de noviembre del 2010, fue utilizada en el asesinato cometido en contra del abogado Mario González, hermano de la ex Procuradora General de Justicia de Chihuahua, Patricia González, según el aludido informe.

Otras armas vinculadas al Operativo "Rápido y Furioso" fueron confiscadas en Chihuahua, el 9 de enero del 2010, el primero de agosto y el 18 de septiembre del 2010.

El 20 de noviembre del 2009, las autoridades se incautaron 41 metralletas AK-47 y un rifle Beowulf .50 en Naco, Sonora, y todo el arsenal fue rastrado hacia Rápido y Furioso, se dijo en el informe.

Después, las autoridades confiscaron otro cargamento de mayor importancia, en Mexicali, Baja California.

Se descubrió cómo esas armas aseguradas fueron adquiridas por prestanombres monitoreados por el ATF, donde un funcionario del ATF se apresuró a escribir que el cabecilla principal del Cártel de Sinaloa "se está armando para la guerra".

Diana Washington Valdez puede ser localizada en dvaldez@elpasotimes.com; 546-6140.

Traducción: Marisela Ortega Lozano, mortega@elpasotimes.com; 542-6077.