Cuarenta años después del juego de básquetbol más controversial en la historia de los Juegos Olímpicos, la ex estrella de UTEP, Jim Forbes, señaló
Cuarenta años después del juego de básquetbol más controversial en la historia de los Juegos Olímpicos, la ex estrella de UTEP, Jim Forbes, señaló encontrarse en paz con su decisión de haber rechazado la medalla de plata. (El Paso Times)
Cuarenta años después del juego de básquetbol más controversial en la historia de los Juegos Olímpicos, la ex estrella de UTEP, Jim Forbes, señaló encontrarse en paz con su decisión de haber rechazado la medalla de plata.

"No, no he cambiado de parecer. No acepté la de plata porque en realidad ganamos la medalla de oro", indicó durante una entrevista.

Sin embargo, el libro de récords demuestra otro resultado. Éste señala al equipo de la Unión Soviética como el ganador de la medalla de oro en 1972 y al equipo estadounidense como el que ocupó el segundo lugar.

Forbes y sus once compañeros de equipo se negaron a aceptar sus medallas de plata ya que creyeron que tanto los que manejaron el cronómetro durante el partido como las políticas de la Guerra Fría les habían arrebatado la victoria.

Cuarenta años después del juego de básquetbol más controversial en la historia de los Juegos Olímpicos, la ex estrella de UTEP, Jim Forbes, señaló
Cuarenta años después del juego de básquetbol más controversial en la historia de los Juegos Olímpicos, la ex estrella de UTEP, Jim Forbes, señaló encontrarse en paz con su decisión de haber rechazado la medalla de plata. (El Paso Times)

Se cree que esta ha sido la única ocasión en que los ganadores de una medalla olímpica la han rechazado desde que los juegos resurgieron en 1896.

Forbes señaló que la manera en que concluyó el partido final ante la Unión Soviética justificó la decisión de los estadounidenses.

Autoridades encargadas de anotar los tantos en Munich, Alemania retrasaron el reloj por tres segundos en dos oportunidades después de que el encuentro aparentemente había concluido con la victoria de Estados Unidos 50 a 49.

Después de que el reloj fue alterado y el partido volvió a empezar por segunda ocasión, en el equipo soviético reinó el desconcierto.

Su jugador estrella, Alexandr Belov, atrapó un gran pase mientras Forbes lo cubrió.


Advertisement

Éste cayó al suelo y Belov logró encestar la pelota.

Posteriormente las autoridades deportivas indicaron que el encuentro verdaderamente había terminado.

La victoria de los soviéticos, 51-50, fue histórica. Hasta ese entonces, ningún equipo varonil de básquetbol de los Estados Unidos había sido derrotado en las Olimpiadas lo que representó una racha de 63 encuentros desde 1936.

Los entrenadores de los estadounidenses Hank Iba, John Bach y Don Haskins de UTEP presentaron dos protestas debido a las manipulaciones del cronómetro, sin embargo no tuvieron éxito. La última votación fue de 3-2 ya que un trio de naciones del bloque comunista apoyó a los soviéticos.

Forbes se ha desempeñado como entrenador de basquetbol preparatoriano en El Paso desde hace 28 años, pasando los últimos ocho años al frente del equipo de Andress High School. Éste ha señalado que la gente aún le pregunta si fue una actitud deportiva haber rechazado la medalla de plata y permanecer en esa postura todos estos años.

"Me he planteado bastante ese dilema moral ya que tratamos de enseñarle a los jóvenes la ética sobre perder y ganar. Yo digo que cada situación es diferente. Aquella final olímpica fue tan extraña en comparación con cualquier otro partido que no puede compararse con ningún otro".

A la edad de 60 años, Forbes mantiene su postura de que haber rechazado la medalla de plata fue lo correcto tal y como cuando era un joven atleta olímpico de 20 años de edad de complexión fuerte y con una estatura de seis pies siete pulgadas.

Forbes originalmente era suplente en el equipo de basquetbol de los Juegos Olímpicos de 1972. El entrenador Iba lo agregó a la lista de jugadores ya que John Brown de Missouri sufrió una lesión.

Los estadounidenses se encontraban atrás por tres puntos faltando 40 segundos para concluir el partido cuando Forbes anotó un tanto dando un salto de 18 pies. Esto acortó la delantera de los soviéticos a un punto.

Mientras a los soviéticos se les acababa el tiempo, éstos cometieron lo que pareció ser un error garrafal. El jugador estadounidense Doug Collins arrebató la pelota a un jugador soviético realizando la jugada del triunfo, sin embargo un jugador adverso lo derribó dejándolo sin conocimiento por uno o dos segundos.

Como si nada hubiera pasado y con mucha sangre fría Collins anotó dos tantos sin tocar el aro dándole a su equipo la delantera y por ende la medalla de oro.

"Nunca he visto a alguien con tantas agallas", alguna vez comentó Haskins sobre al actuación de Collins.

Sin embargo debido a las extrañas maniobras con el cronómetro, ambas jugadas no fueron las que decidieron el partido.

Desafortunadamente, esa final fue la última vez que Forbes gozó de buena condición física.

Semanas después de dichos Juegos Olímpicos, Forbes sufrió en la cancha una lesión en su rodilla izquierda.

Éste nunca volvió a ser el mismo jugador que participó en las Olimpiadas de Munich.

Dicha lesión le costó probablemente su carrera en la NBA.

"Esa puerta se cerró ante mí. En cada partido jugaba con bastante dolor por lo que ya no pude continuar".

Su lesión fue tan severa que con el tiempo necesitó un implante de rodilla.

Con el paso de los años, Forbes perdió contacto con sus compañeros del equipo olímpico. De los doce jugadores, diez participaron en la NBA. Actualmente, Collins es el entrenador principal del equipo de Filadelpia por lo que Forbes se puede comunicar con él fácilmente.

A finales de este mes otros Juegos Olímpicos empezarán en Londres. Jugadores profesionales como LeBron James and Kobe Bryant pertenecen al equipo de baloncesto de los Estados Unidos y hay grandes expectativas a su alrededor.

Lo que sucedió en las Olimpiadas de 1972 se mencionará cada vez que un equipo trate de conseguir una medalla de oro.

Sin embargo, aquel encuentro ante los soviéticos permanecerá por siempre en la memoria de Forbes.

"Mi sentir es el mismo desde hace 40 años. Me mantengo firme en mi postura de que nosotros fuimos los ganadores de la medalla de oro".

Milan Simonich puede ser contactado en msimonich@tnmnp.com