De izquierda a derecha fueron captadas Patricia Kiddney, Gloria Rosales Cordero y Melissa Sergent. El trío de voluntariosas damas escudriña la historia del
De izquierda a derecha fueron captadas Patricia Kiddney, Gloria Rosales Cordero y Melissa Sergent. El trío de voluntariosas damas escudriña la historia del vetusto Cementerio Concordia de El Paso, para publicar un libro histórico ilustrado. (Foto: Víctor Calzada/El Paso Times)
EL PASO - Cada una de las 60 mil tumbas en el Cementerio Concordia tiene su propia historia, según cree Melissa Sargent.

"Aunque no todos los difuntos fueron precisamente famosos, hay un capítulo en cada lápida", expresó.

El Cementerio Concordia, uno de los más vetustos y famosos panteones de El Paso, está a punto de ser inmortalizado en un histórico libro ilustrado.

Junto con otros miembros de la Asociación del Legado del Concordia, Sargent escudriña en los archivos del Condado de El Paso para coleccionar antiguas imágenes y anécdotas del Concordia.

Los integrantes de ese grupo solicitan al público en general prestarles sus fotografías de época y recortes periodísticos para añadirlos al volumen, programado para su publicación por la reconocida editorial Arcadia Publishing, acreditada en el ámbito nacional.

"En El Paso no se dan cuenta de cuánta historia yace aquí", señaló Sargent, quien espera que, con la publicación del texto, recauden no sólo fondos, sino conciencia entre la gente.

Sargent describe al Cementerio Concordia como un camposanto tradicional y pletórico de la historia de Texas, donde reposan los restos de los primeros habitantes de El Paso y de los soldados de la Guerra Civil, hasta veteranos de la Guerra de Vietnam, pistoleros y policías, así como gente común y corriente.

"Buscamos retratos inéditos", añadió.

Al Concordia es famoso por ser la última morada de John Wesley Hardin (1853-1895), uno de los pistoleros y delincuentes más temidos del Oeste.


Advertisement

Incluso, en el Concordia reposaron los restos de Victoriano Huerta (1854-1916) y Pascual Orozco (1882-1915), dos relevantes figuras de la Revolución Mexicana.

Huerta, de grado general y un dictador militar, ejerció brevemente como presidente de México.

Finalmente, sus restos fueron inhumados en el Cementerio Evergreen, en El Paso.

Los Rangers de Texas liquidaron al cabecilla revolucionario Pascual Orozco, cerca de Van Horn.

Él también fue sepultado temporalmente en el Cementerio Concordia, antes de que sus restos fueran transportados hasta el Estado de Chihuahua, limítrofe con Texas y Nuevo México.

En su libro "El Cementerio Concordia", publicado en 1997, la escritora Deen Underwood señaló que este panteón, de 52 acres de superficie, acoge a toda clase de difuntos, "desde infantes hasta ancianos, santos y pecadores, así como guardianes de la ley, delincuentes, además de afro americanos, asiáticos, protestantes, católicos, mormones judíos y budistas".

Ramón Rentería puede ser localizado en rrenteria@elpasotimes.com; 546-6146.

Traducción: Marisela Ortega Lozano, mortega@elpasotimes.com; 542-6077

Se solicitan recuerdos

La fecha para entregar colaboraciones fenece el 31 de julio. Las personas interesadas pueden entregar, a título de préstamo, fotografías antiguas o recortes periodísticos para el libro "Cementerio Concordia".

Informes: Melissa Sargent, (915) 581-7920, (915) 581-7099; concordiacemetery@gmail.com