Ciudad Juárez.-Los establecimientos que compran y venden aluminio, cobre, fierro y otros metales de manera ilícita, comúnmente denominadas chatarreras , tendrán sanciones más severas que van desde 500 salarios mínimos hasta la clausura del negocio, a raíz de una modificación al Artículo 28 del Código Municipal para el estado, aprobada por el Congreso de Chihuahua.

La finalidad, es establecer las bases mediante las que operarán los negocios dedicados a la compra y venta de metales según expuso el diputado Jaime Beltrán del Río, quien leyó el dictamen correspondiente que fue elaborado por la Comisión de Economía del Poder Legislativo.

Realizamos concretamente una reforma a los artículos 28 y 180 para ampliar las facultades de los municipios en el combate a la compra y venta de materiales metálicos de ilegal procedencia; además, como una medida preventiva en cuanto al delito de robo, éstos podrán ejercer las funciones de inspección, verificación, vigilancia y registro de las empresas dedicadas a comercializar, acumular o almacenar productos metálicos o derivados de una aleación de tipo metálico; éstas comprenden además a empresas que fundan o transformen dichos productos , argumentó.

Además, destacó que dichas compañías deberán contar, entre otros requisitos, con un registro de proveedores, datos de identificación y ubicación del establecimiento y del propietario y socios, si los hubiera, y también deberá anotar fecha, clase y cantidad de chatarra adquirida a fin de mantener un registro para acreditar la legal compra o venta de objetos.


Advertisement

Lo que buscamos con la propuesta es precisamente fortalecer el marco jurídico para prevenir la sustracción y comercialización de metales robados, porque el robo se ha venido dando lo mismo en la vía pública que en viviendas o escuelas para obtener principalmente el cobre de las instalaciones de agua, gas y alambrado eléctrico, sin embargo la modalidad evolucionó hacia el robo de placas de bronce en monumentos públicos cuya venta les arroja a los delincuentes cantidades muy bajas comparadas con el valor real de la pieza y sin comparación alguna con el daño que logran hacer a los afectados , puntualizó.

Beltrán del Río, señaló que el Congreso ha sido muy cuidadoso en establecer el marco normativo para el buen funcionamiento de la actividad de las autoridades municipales, respetando en todo momento su autonomía.