Miles de millones de dólares se han ido de Mexico en la forma de armas, tráfico humano y drogas, indica un reporte recientede Global Financial Integrity
Miles de millones de dólares se han ido de Mexico en la forma de armas, tráfico humano y drogas, indica un reporte recientede Global Financial Integrity (GFI) (Associated Press)
La economía de México perdió 872 billones de dólares durante un período de 40 años debido a la evasión de impuestos, la corrupción y el crimen el cual incluye drogas, armas y tráfico humano, según un nuevo estudio llevado a cabo por el programa Global Financial Integrity.

 Los proyectos relacionados con el comercio por parte de empresas dómesticas y transnacionales también contribuyeron a la fuga de capital ilícito entre 1970 y el 2010, como lo señaló el reporte basado en el estudio de GFI titulado "México: Movimientos Financieros Ilícitos, Desequilibrios Macroeconómicos y Economía Clandestina". "Esta es una cantidad de dinero devastadoramente considerable para que un país en vías de desarrollo la pierda", señaló Raymond W. Baker, director de Global Financial Integrity (GFI) y experto en corrupción, lavado de dinero, crecimiento y políticas sobre asuntos extranjeros.

GFI es un programa del Centro de Política Internacional, un centro de estudios en Washington, D.C. el cual realiza investigaciones y promueve políticas y garantías para acabar con el flujo transfronterizo de dinero ilegal. "Las ramificaciones negativas son enormes para los mexicanos.

Este dinero podría haberse utilizado para desarrollar la economía de México, invertir en la educación, construir carreteras o para combatir a los cárteles de las drogas".

Advertisement

Dev Kar, economista principal de GFI, indicó que la fuga de dinero ilegal ha crecido de una cantidad anual de tres billones en los años 70s a 17.4 billones en los 90s y a 49.6 billones de dólares en la década que terminó en el 2009. "Más aún, la derrama ilícita estaba conduciendo la economía clandestina de México la cual incluye entre otras cosas, el narcotráfico y el tráfico de armas y de humanos", indicó el reporte de GFI.

Éste señaló que la fuga de capital ilícito contribuye a deteriorar la gobernabilidad, mientras que la corrupción involucrada en esta fuga generalmente incluye sobornos por parte de ciudadanos mexicanos adinerados.

Asimismo, aproximadamente el 70 por ciento de los mexicanos, tales como los vendedores callejeros, se encuentran involucrados hasta cierto punto en la economía clandestina la cual roba al país dinero proveniente de los impuestos y que tanto se necesita.

GFI considera ilícito al dinero si la fuente, la utilización o movimiento de los fondos es ilegal y su flujo estimado se basa en las transferencias de dinero ilícito. El estudio de este reporte no incluye el lavado de dinero dentro del país o las transacciones en efectivo que se utilizan en actividades ilegales. El reporte señala que la práctica de lavado de dinero contribuyó a casi el 74 por ciento del flujo de dinero ilícito, y que ésta se disparó después de que el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica entró en vigor en 1994.

Según la Red de Justicia de Impuestos en Washington, D.C., el flujo de dinero ilícito causa enormes trastornos económicos a los países y puede darse dentro de empresas multinacionales o en acuerdos secretos entre compañías domésticas y/o de propiedad extranjera.

En un estudio aparte, Simon Park, presidente del Instituto de Investigación del Comercio y catedrático de Penn State University, examinó artículos cotizados muy por debajo o por encima de su precio y determinó que esta actividad sospechosa probablemente es resultado del lavado de dinero o de la fuga de capital. El reporte de GFI señala que los tres principales destinos del dinero ilícito proveniente de México son Estados Unidos, Europa y lugares paradisíacos en el Caribe.

El estudio también demuestra que las principales fugas de dinero en México ocurrieron durante las peores crisis económicas incluyendo la del peso en 1994 y la recesión global del 2007. Durante estas sacudidas económicas, el dinero se fugó de México lo que agudizó los efectos a corto y largo plazo de sus ciudadanos. Por ejemplo, el dinero ilícito que se fugó del país durante la crisis de 1994 representó el 3.8 por ciento del producto interno bruto comparado con el 1.3 por ciento de éste de 1992 a 1993.

 Durante el rezago de la economía global en el 2007, el flujo de capital ilegal en México fue del 8.8 por ciento del producto interno bruto en comparación con el 5.5 por ciento de éste entre el 2005 y el 2006.

 A pesar del desplome de la economía de México derivado del flujo de capital ilícito, el Proyecto Modelo de la Región Fronteriza de la Universidad de Texas en El Paso muestra que la perspectiva de la economía del país para el 2013 es alentadora. "En el 2013, el producto interno bruto y el consumo privado crecerán un 3.5 y 3.6 por ciento respectivamente", según el más reciente Pronóstico Económico de México. "Se espera que el sólido crecimiento y la inversión continuarán con esta variable incrementándose un 6.1 por ciento. El crecimiento moderado del comercio continuará, las importaciones aumentarán un 7.1 por ciento y las exportaciones un 6.6 por ciento", según el reporte de UTEP.

Ejecutivos de GFI presentaron una copia de éste a las autoridades mexicanas y estadounidenses con recomendaciones sobre las maneras de reducir la fuga de capital ilícito. Entre otras cosas, GFI recomendó los softwares requeridos para detectar los precios de importación y exportación que se encuentran fuera de las normas internacionales y expandir los acuerdos internacionales para evitar que los impuestos se cobren dos veces.

También recomienda el intercambio de información arancelaria transfronteriza en cuentas personales y de negocios, acuerdo que México ya tiene con Canadá pero no con Estados Unidos. "Desde los años 70s, México ha pedido un acuerdo similar con el gobierno de Estados Unidos pero esto no ha ocurrido. La respuesta de éste durante todos estos años ha sido que es muy difícil de implementar", indicó Baker.

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com