Ruidoso Downs
(Mike Curran/ Ruidoso News)
RUIDOSO, N.M- La redada del martes por parte de autoridades federales en el Ruidoso Downs Race Track trajo como resultado diferentes reacciones entre el ámbito de las carreras de caballos en el estado de Nuevo Mexico. A algunos los tomó por sorpresa mientras que otros ya se lo esperaban.

Los agentes confiscaron docenas de caballos de carreras en este caso que involucra una supuesta actividad de lavado de dinero por parte de Los Zetas, uno de los más crueles y sangrientos cárteles de la droga en México.

A las 3 a.m. más de 15 vehículos repletos de personal armado incluyendo elementos del FBI y de la Patrulla Fronteriza entraron a través de las puertas traseras del Ruidoso Downs Race Track y decomisaron valiosos caballos Quarter. Para las 12:45 p.m. ya habían asegurado docenas de estos animales en dos grandes trailers especiales para transportarlos.

Debido a la conexión con Los Zetas, varias de las personas entrevistadas prefirieron permanecer en el anonimato.

"Todos se encuentran hablando sobre esta situación aquí en el hipódromo y es duro ver a todos estos agentes federales en este lugar. No conozco a ninguna de las personas involucradas sólo puedo decir que el dinero invertido en los caballos es algo muy bueno para este negocio", señaló un entrenador.

Uno de los jinetes, quien tampoco quiso ser identificado, manifestó: "No puedo decir que fue algo sorpresivo. Sólo era cuestión de tiempo. Nadie sabía quiénes eran y no tenían nexos con esta área durante el 2010.


Advertisement

La gente sólo sabía que gastaban mucho dinero en este deporte".

Otro entrenador señaló que la investigación federal no le hace ningún bien a las carreras de caballos.

"Ojalá que esta situación no perjudique todavía más a este deporte aunque tampoco lo ayuda. Es algo bien desagradable".

Las autoridades del mencionado hipódromo en Ruidoso señalaron que no sabían sobre esta investigación.

"Estamos a la entera disposición de las autoridades durante esta investigación", indicó Shaun Hubbard gerente general del establecimiento.

Ruidoso Downs
(Rudy Gutierrez/ El Paso Times)

Gayla McCulloch, integrante de la Comisión de Carreras de Nuevo Mexico, manifestó que persistían los rumores sobre el lavado de dinero en las carreras de caballos, sin embargo ella no contaba con evidencias.

"Estos rumores circulaban desde hacía años pero yo no sabía nada en específico".

Lonnie Barber, directora de carreras en SunRay en Farmington, señaló que desconoce el objetivo de dicha investigación.

"El arresto de las personas participantes en el lavado de dinero esta mañana refleja la cruda realidad sobre el peligro que enfrentan nuestras comunidades a lo largo de la frontera", señaló Jamie Dickerman secretaria de prensa del congresista de Nuevo Mexico, Steve Pearce. "La cantidad de crímenes violentos que acompañan a las actividades ilegales es algo muy duro y el gobierno federal debe de una vez y por todas asegurar nuestras fronteras para que nuestras familias, amigos y vecinos no teman por su seguridad o bienestar".

La acusación revelada el martes involucra a 14 personas y numerosas compañías de carreras incluyendo Tremor Enterprises y Bonanza Racing.

Bonanza cuenta con doce caballos dentro de las 25 carreras que abrieron la temporada de éstas en el Ruidoso Downs Race Track el 25 de mayo.

"Debido a la investigación federal en curso no tenemos nada que revelar en este momento. Lo único que podemos agregar es que de acuerdo a nuestro conocimiento en este día se realizaron numerosas redadas incluyendo California, Texas, Oklahoma y Nuevo Mexico. Estamos a la total disposición de las autoridades federales y puedo afirmar que no teníamos conocimiento de esta investigación", indicó Hubbard.

Algunos de las autoridades del mencionado hipódromo, entrenadores y sus asistentes así como otros empleados estuvieron de acuerdo con esta redada.

"Esto se veía venir y era necesario desde hacía tiempo", manifestó uno de los entrenadores asistentes quien pidió permanecer en el anonimato.

El FBI había estado siguiéndole la pista a uno de los acusados, José Treviño Morales, hermano de Miguel Ángel Treviño Morales, de 38 años, uno de los líderes de Los Zetas conocido como el "40" y de Oscar Omar Treviño Morales, de 36 años, conocido como el "42". Los miembros de este cártel utilizan números dentro de la organización para demostrar su jerarquía. A pesar de que a Miguel Ángel Treviño se le conoce como el 40 él es uno de los dos líderes de esta banda delictiva.

Esta situación podría afectar a la actividad relacionada con la venta de caballos y a la economía que la rodea.

"Puedo dislumbrar un descenso en el costo de los caballos Quarter, en mi opinión", señaló el propietario de equinos en Nuevo Mexico, Jim Wasson quien posee varias razas de estos animales. "Podría ser devastador para los que traten de vender caballos en el futuro".

La redada también ha tenido efectos en los residentes del lugar el cual sobresale por ser un sitio turístico.

Erin Michalk, quien ha vivido en Ruidoso por tres años, señaló que ya sospechaba que algo así estuviera ocurriendo.

"Tú oyes sobre ello todo el tiempo. Pienso que esto ha ocurrido desde hace mucho tiempo. ¿Cómo las personas pueden andar en esos vehículos tan lujosos si no andan involucrados en las drogas? Todos en este pueblo saben que el negocio de las carreras de caballos tiene que ver con las drogas".

Mike Curran puede ser contactado en el Ruidoso News al 575-257-4001.

Chris Roberts puede ser contactado en chrisr@elpasotimes.com Los reporteros Félix Chávez y Milan Simonich también contribuyeron con esta nota.