(Vanessa M. Feldman/ El Paso Times)
EL PASO.- El peso mexicano ha descendido a su valor más bajo durante los últimos dos años cotizándose a 14.44 pesos por un dólar el viernes por la mañana.

Mientras este declive podría perjudicar las ventas en El Paso los expertos señalaron que no hay por qué alarmarse.

"No es inusual que el peso suba o baje estrepitósamente", dijo Thomas Fullerton catedrático de economía y finanzas en la Universidad de Texas en El Paso. "En este momento el peso probablemente se ha debilitado más de lo debido sin embargo no debe ser sorprendente que no se recuperó durante el tercer trimestre".

Fullerton indicó que el descenso de la moneda se debe principalmente a dos factores.

Por una parte el precio del barril de petróleo bajó casi 20 dólares durante el primer trimestre lo que afectó las exportaciones de México.

"La otra cosa es que hay un lento crecimiento en Estados Unidos y probablemente surja otra grave recesión en Europa oriental y éstos son mercados importantes de exportación para México", indicó Fullerton.

El Departamento del Trabajo reportó que el índice de desempleo en los Estados Unidos aumentó un 8.2 por ciento en el mes de mayo.

Ambos factores fueron fundamentales en la devaluación del peso en el 2009 cuando la recesión de Estados Unidos se intensificó y el precio del petróleo decayó, según Fullerton.

En ese tiempo, el volúmen de los productos no petroleros de México hacia Estados Unidos y el resto del mundo realmente colapsaron.

Dennis Melonas, director ejecutivo de la Asociación de Negocios de El Paso Central, dijo que los mercados binacionales como El Paso son muy al valor de la moneda.

Los mexicanos que cruzan hacia El Paso son responsables de una signficativa porción de las ventas totales aqui. Mientras más se devalúa el peso, más profunda es la pérdida de ingreso para esos comerciantes.

Agregó que aunque las compras en el distrito de ventas del centro continúan siendo fuertes -12,000 compradores a la semana-, y la gente sigue cruzando para divertirse en El Paso, es importante monitorear el clima económico en la región.

Mientras tanto, en Cancún, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que el país esta bien pertrechado para enfrentar la volatilidad de los mercados mundiales.

Carstens aseguró que en este momento México tiene reservas internacionales por 154 mil millones de dólares, además de una línea de crédito de 75 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional. Estos recursos cubren la deuda externa del país y representan el doble de la deuda pública, dijo.

"Eso realmente es un complemento importante a la flexibilidad cambiaria que tiene el país", dijo.

El peso se cotizó el viernes por la tarde en la Ciudad de México a 14.38 por un dólar después de caer entre un 1.5 y un 14.6 por ciento lo que representa el nivel más bajo desde el 30 de marzo del 2009.

Fullerton agregó que cada vez que el peso pierde valor frente al dólar, el sector de las ventas en El Paso se ve afectado. Ëste indicó que todas las ventas en general, desde ropa y accesorios hasta electrónicos y utensilios domésticos, descienden. Sin embargo la venta de vehículos y refacciones casi siempre es la más afectada.

"Esto perjudica principalmente a los residentes de México ya que adquirir artículos y servicios al norte de la frontera se torna mucho más caro".

Cindy Ramirez puede ser contactada en cramirez@elpasotimes.com