(Mark Lambie/El Paso Times)
El Paso.-Para muchos aficionados y conocedores de la materia, el gol es la máxima alegría del fútbol. Sin embargo, hay quienes tienen dentro de este deporte la firme encomienda de frustrar esa alegría; estos personajes son felices mientras el grito de gol permanezca ahogado en las gargantas de sus rivales. Son los porteros, conocidos también como guardametas, cancerberos, arqueros, goleros, metas y algunas otras formas más.

Ellos dentro de su función, tienen permitido, lo que para los demás está prohibido, pueden utilizar dentro de un área delimitada sus manos para evitar a toda costa la anotación del equipo contrario.

(Mark Lambie/El Paso Times)

Conocedor del reto que representa jugar la posición de guardameta, Jorge Muñiz, un ex portero profesional, dirige en El Paso una academia dedicada a la enseñanza de esta complicada especialidad y, de acuerdo con Muñiz, "ingrata posición".

"Cuando el equipo gana, es por los delanteros; y cuando pierdes, es culpa del portero", comentó. "Si un jugador falla no pasa nada, pero si el portero falla entonces es gol, así de fácil".

La academia para porteros de Jorge Muñiz funciona formalmente desde hace poco más de un año y cuenta en estos momentos con 35 alumnos, cuyas edades fluctúan entre los 6 y los 20 años de edad.

Tal ha sido la aceptación y buenos resultados de la academia, que incluso jóvenes porteros radicados en Las Cruces, Nuevo México, recorren más de 200 millas cada semana para asistir a las clases que imparte el ex arquero.

Varios porteros y porteras entrenados por Muñiz, ya han obtenido becas universitarias y en el próximo verano cinco de sus alumnos se presentarán a las prácticas en los clubes mexicanos Santos de Torreón y el Atlante.

"Hasta el momento, son 5 porteros que se van a probar a México, 5 que han obtenido becas universitarias y 2 porteras que han llegado a etapas nacionales del Programa de Desarrollo Olímpico de los Estados Unidos (ODP)", dijo el ex guardameta.

(Mark Lambie/El Paso Times)
"En cada entrenamiento trato de transmitirle a los porteros mi experiencia, creo que eso les puede ayudar. Yo pasé por todo esto, yo lo viví, lo que enseño lo aprendí en el día a día y no a través de un video o un libro".

Muñiz, de 29 años de edad, originario de Monterrey, Nuevo León, tiene en su vasta experiencia profesional el haber integrado la plantilla de los Rayados del Monterrey de la Primera División del Fútbol Mexicano.

En ese equipo, el muppet como le llaman sus amistades, estuvo primero bajo las ordenes de Daniel Alberto Pasarella, integrante de la selección campeona del mundo en Argentina 78 y posteriormente con Miguel Herrera, actual director técnico de las Águilas del América.

(Mark Lambie/El Paso Times)

"Desde pequeño siempre fui rayado y estar en el equipo de mis amores fue un sueño hecho realidad", comentó Muñiz.

De acuerdo a Trinidad Caballero, quien por 20 años se desempeñó como instructor de porteros del Club Monterrey, las cualidades naturales de Muñiz para la portería le fueron detectadas desde que éste tenía nueve años de edad.

"Siempre fue un gran portero; cuando tenía 16 años supe que un equipo de Brasil se interesó en él, pero por alguna razón no se realizó la contratación, ahora que trabaja en su escuela creo que va a ser un excelente guía para los jóvenes", comentó Caballero. "Como entrenadores de porteros debemos de sacar lo mejor de ellos no sólo futbolísticamente hablando, si no lo mejor de ellos como persona, en esta chamba formamos el carácter".

Muñiz también jugo profesionalmente para los equipos Cobras de Ciudad Juárez, Laredo Heat y los Patriotas de El Paso.

En este último, el muppet tiene el récord de haber atajado en una temporada 12 de los 13 penales marcados en contra del cuadro paseño.

Padres de los porteros que acuden a la academia, manifestaron que han visto un progreso notable en las habilidades de sus hijos en la portería desde que iniciaron las prácticas con Muñiz.

"Honestamente creo que el avance de mi hija ha sido de un 80 por ciento en todos los aspectos, ahora dirige el flujo del juego, y esta muy contenta en la academia", comentó Chris Worm. padre de Natasha, una portera de 11 años de edad y quien juega con el Club Elite de esta ciudad.

Para José Canales, padre de Marco, un joven portero de 10 años de edad, la dirección de Muñiz ha influido de manera positiva en su hijo. Muy a pesar de que en un principio Marco se mostraba renuente a jugar de portero.

"El quería meter goles, pero tuvo una plática con el portero colombiano Miguel Calero y desde entonces y con la ayuda de Jorge hemos tenido buenos resultados en la portería", dijo Canales.

Los alumnos de la academia entrenan en el parque ubicado en el 1500 de la calle Hawkins, para mayor información puede llamar al 915-328-4931.

Juan Antonio Rodríguez puede ser localizado en jrodriguez@elpasotimes.com 915-546-6134