Agentes de Aduanas y Proteccion Fronteriza guardan la mercancia decomisada durante un operativo en el mercado de pulgas de Fox Plaza
Agentes de Aduanas y Proteccion Fronteriza guardan la mercancia decomisada durante un operativo en el mercado de pulgas de Fox Plaza (Archivo El Paso Times)
EL Paso - Los cárteles de droga mexicanos han expandido sus territorios hasta el mercado de productos pirata, incluyendo al área de El Paso donde a algunos vendedores se les estaba cobrando cuota o derecho de piso para permitirles operar, como lo señalaron autoridades federales.

Agentes federales decomisaron el domingo miles de artículos presuntamente piratas que estaban siendo vendidos en el mercado de segundas de Fox Plaza lo que constituyó una de las más grandes redadas efectuadas recientemente en El Paso.

Ésta formó parte de una investigación por parte del Departamento de Seguridad Nacional e Inmigración y Aduanas conocida como HSI.

Autoridades señalaron el miércoles que no habían arrestado a nadie todavía.

La venta de CDs y DVDs, bolsas de diseñadores así como ropa y calzado piratas ha conformado un gran negocio para los mercados de segundas y tiendas familiares en El Paso y Juárez.

“Se ha convertido en un negocio tan lucrativo que nuestros agentes HIS de El Paso cuentan con información de que los cárteles de la droga se encuentran invirtiendo actualmente en este tipo de delito”, señaló Leticia Zamarripa vocera de ICE.

En México, se cree que éstos están abarcando el mercado de los productos pirata.

Advertisement

Esto forma parte de un esquema en donde los cárteles se están extendiendo hacia otras empresas como la extorsión y el contrabando de inmigrantes.

En el área de El Paso-Juárez, a los vendedores de productos piratas según agentes de HIS, se les cobra un impuesto o cuota el cual es recolectado por la pandilla Barrio Azteca.

Ésta cobra una cuota similar a los que venden droga en la calle. Barrio Azteca se encuentra aliada con la organización criminal de Vicente Carrillo Fuentes mejor conocida como el cártel de Juárez. “Nuestra información nos indica que en esta área, Barrio Azteca es la encargada de cobrar la cuota para permitirles a los vendedores piratas operar”, indicó Oscar Hagelseib, agente especial HIS en El Paso.
“El cártel de Sinaloa todavía tiene que establecer su huella en la región para luchar por el control de este mercado".

 Los cárteles de Sinaloa y Juárez han estado luchando por el control de la región de Juárez por más de cuatro años en una guerra que ha dejado más de nueve mil 500 muertos en esa ciudad.

Antes de ser asignado a la oficina HIS en El Paso, Hagelsieb fungía como agregado de ICE en Monterrey.

En esta ciudad el cártel de los Zetas no sólo cobraba las cuotas a los vendedores sino que se apoderó del mercado de la piratería.

A algunos integrantes importantes del mismo se les designaba un mercado específico como el de los DVDs, manifestó Hagelseib en un comunicado.

Autoridades de El Paso no tienen conocimiento que los vendedores locales de productos piratas fueron obligados a pagar cuota pero manifestaron no sería una sorpresa ya que las pandillas se involucran en cualquier esquema que genere dinero.

Funcionarios de ICE no revelarán cualquier relación directa de un cártel con la mercancía confiscada en el mercado de segundas de Fox Plaza ya que su investigación aún continúa. En este lugar, agentes HIS decomisaron siete mil DVDs, más de diez mil CDs y más de mil 700 artículos piratas como camisetas deportivas, bolsas y tenis. Estos artíulos tienen un valor estimado de más de 900 mil dólares.

“Sabemos que una gran parte de las ganancias de la mercancía pirata se utiliza para financiar organizaciones criminales”, indicó Zamarripa. “Como consumidores, tenemos que detenernos a pensar y considerar a dónde va ese dinero y a quienes estamos apoyando al comprar esos artículos”.

La piratería es una industria multimillonaria en los Estados Unidos con artículos tan variados como ropa, perfumes y medicinas. Estos productos se venden bastante por Internet y China es el principal productor de los productos confiscados en Estados Unidos, como lo informó un reporte el año pasado emitido por el Buró de Aduanas y Protección Fronteriza e ICE.

Autoridades de ICE señalaron que estos productos son a menudo de mala calidad y en algunos casos pueden representar un peligro para la salud. “Es también un delito que afecta la economía. Al apoyar este tipo de actividad ilegal, estamos despojando a los estadounidenses de empleos legítimos”.

Daniel Borunda puede ser contactado en dborunda@elpasotimes.com