En esta foto de archivo aparece José Luis Castillo, padre de Esmeralda Castillo Rincón, una joven de 14 años desaparecida desde el 2009. Castillo, quien ha
En esta foto de archivo aparece José Luis Castillo, padre de Esmeralda Castillo Rincón, una joven de 14 años desaparecida desde el 2009. Castillo, quien ha hecho una búsqueda personal de su hija, fue arrestado el viernes bajo cargos de robo a mano armada. (Jesus Alcazar / SomosFrontera)
CIUDAD JUAREZ Una juez estatal dictó el martes dos meses de prisión preventiva en contra de José Luis Castillo Carreón activista y padre de una de las cientos de jóvenes desaparecidas en esta ciudad en relación a un robo cometido supuestamente por él y su hijo en el 2008.

La juez determinó que Castillo Carreón y su hijo de 24 años, José Luis Castillo Rincón, permanecerán en prisión mientras la fiscalía del estado y la defensa acumulan evidencias para presentar durante un juicio oral.

Castillo Carreón ha sido uno de los activistas más activos y controversiales en exigencia de justicia y la búsqueda de su hija Esmeralda Castillo Rincón, de 14 años, quien desapareció del centro de Ciudad Juárez en 2009.

El abogado de los imputados Jorge Alberto Gasca Sánchez dijo que sus clientes enfrentan una pena de entre dos y 15 años.

Según una fiscal del ministerio público, Castillo Carreón, Castillo Rincón y un tercer hombre ingresaron el 20 de agosto del 2008 alrededor de las 7 p.m. al negocio Masajes Sirena, en la colonia Hidalgo, cargando un arma tipo escuadra y un rifle Uzi. Los hombres amagaron a los empleados y robaron dinero y joyas.

El incidente estuvo supuestamente relacionado con el asalto de otros negocios de masajes cercanos, por el cual Castillo Carreón y Castillo Rincón no fueron acusados o detenidos.


Advertisement

La fiscal dijo que la propietaria del negocio, Amelia García Sandoval, reconoció a Castillo Carreón y Castillo Rincón al ver una foto de ellos protestando por la desaparición de Esmeralda publicada en enero de este año en el periódico local PM. Los empleados del negocio también declararon ante las autoridades que identificaron a Castillo Carreón y Castillo Rincón como sus atacantes.

Según declaraciones dadas a las autoridades y leidas el martes durante la audiencia de Castillo Carreón y Castillo Rincón, García Sandoval dijo "este hombre (Castillo Carreón) pide justicia. Pues yo pido justicia para mí que todavía no me recupero de la impresión de que pudieron haber matado a mi hijo e incluso a mí".

La fiscal también destacó que Castillo Carreón fue sentenciado anteriormente por robo en el 2008. Gasca no dio detalles del incidente pero dijo que Castillo Carreón permaneció en prisión por alrededor de un mes por ese delito.

En los antecedentes penales de Castillo Carreón también existen al menos una decena de arrestos administrativos por escándalo público que altera la tranquilidad de las personas, intoxicación pública y robo sin cargos, incidentes por los que no fue detenido por periodos que no excedieron las 24 horas y no recibió sentencia.

Sin embargo, Gasca alegó que la descripción de los ladrones dadas por las víctimas del asalto discrepaban en las características físicas y cuestionó que pudieran dar una descripción confiable de los criminales a casi 4 años del incidente.

Agregó que en sus testimonios originales en el 2008 los testigos identificaron a diferentes personas como algunos de los atacantes, como Lorenzo Castillo Carreón hermano de Castillo Carreón, según familiares Miguel Angel Monreal Monreal y nuevamente a Castillo Rincón.

Algunos de los testigos en su testimonio de enero de este año, agregó Gasca, declararon antes de ver las fotografías que no habían visto a Castillo Carreón anteriormente.

"Luego entonces la única situación que pudieran tener mis defensos, es de sólo parecerse a las personas que dicen le robaron, que hace tres años (según declaraciones de los testigos) eran personas diferentes", dijo Gasca en la audiencia.

Al explicar su decisión, la juez dijo que había encontrado una causa excluyente de incriminación que favoreciera a Castillo Carreón y Castillo Rincón. Al dictar prisión preventiva, dijo que no era necesario "acreditar el cuerpo del delito o la culpabilidad" de los imputados y sólo debía atenderse a la probabilidad de que participaron en el crimen.

Marta Alicia Rincón Márquez, la esposa de Castillo Carreón y madre de Castillo Rincón y Esmeralda, también dijo que existían contradicciones en los testimonios de los testigos pero no quiso defender plenamente a su marido e hijo.

"Para mí son inocentes pero si dicen que hay pruebas y testigos, yo no puedo decirles que no es verdad", dijo.

Rincón Márquez dijo no saber si las autoridades estatales habían participado en elaborar cargos en contra de su marido como represalia a sus constantes exigencias de justicia en el caso de su hija.

Desde la desaparición de su hija, Castillo Carreón se ha encadenado en frente de la fiscalía del estado, ha irrumpido constantemente a eventos oficiales, confrontado públicamente al gobernador del estado César Duarte, y viajado a la Ciudad de México para protestar ante la Cámara de Diputados y seguir rumores de una posible red de trata de personas que haya llevado a su hija hasta esa ciudad.

Rincón Márquez dijo que si las acusaciones actuales están relacionadas a la labor de Castillo Carreón como activista, ofreció que la familia detendrá sus exigencias públicas.

"Le pido al presidente Calderón, a la fiscalía y al gobernador que si esto es por lo que (Carreón) ha hecho, nos retiramos de los medios, pero no de buscar a nuestra hija".

Rincón Márquez dijo que en ausencia de su marido, ella continuará con la búsqueda de su hija, aunque admitió estar preocupada por la seguridad del resto de su familia.

"La verdad es que tenemos miedo", dijo. "Ya no tenemos a nuestra hija. Ya tienen a mi hijo y esposo aquí. Nada más quedamos mi hija y yo para que se acabe todo, para que se acabe la familia".

Alejandro Martinez Cabrera puede ser contactado en a.martinez@elpasotimes.com