Locatarios y autoridades anunciaron un plan para reactivar el Mercado Juárez, espacio comercial que era obligado punto de reunión entre turistas
Locatarios y autoridades anunciaron un plan para reactivar el Mercado Juárez, espacio comercial que era obligado punto de reunión entre turistas extranjeros y nacionales en aquella ciudad. (Jesús Alcázar/Somos Frontera)
CIUDAD JUAREZ Los pasillos del Mercado Juárez alguna vez lucieron coloridos, vibrantes y ocupados. Ahora se ven oscuros y virtualmente abandonados.

En vez del bullicio y la música de mariachi que resonó hace años, en un martes reciente sólo se escuchaba el eco de un partido de fútbol en la televisión. Casi todos los locales estaban cerrados.

Ahorita la gente local es la que nos sostiene , dijo Inocencio El Güero Márquez, uno de los pocos locatarios que permanecen en el mercado.

Antes del inicio de la actual ola de violencia, el mercado solía ser un popular destino turístico que atraía a cientos de visitantes estadounidenses y generaba una importante derrama ecónomica en dólares cada año.

Ahora, ante la pérdida de su principal fuente de ingresos, el mercado intentará aprender a sobrevivir sin ella.

Autoridades municipales han comenzado a trabajar en un plan para darle nueva vida al ícono juarense y la estrategia se enfocará en atraer clientes locales.

El proyecto está 100 por ciento enfocado al mercado local , dijo José Luis Gutiérrez, director general de Promoción Económica y Financiera en el ayuntamiento. Es muy difícil ahorita traer al mercado americano.

Estamos seguros que en algún punto van a regresar pero ahorita no. Ahorita hay que ver hacia adentro .

El mercado gozó de mucho éxito por años, pero ha entrado en crisis cada vez que ha disminuido el ingreso por parte de los turistas estadounidenses, quienes Gutiérrez estimó representaban el 98 por ciento de los visitantes.


Advertisement

No era un lugar que los residentes locales consideraran suyo, dijo.

La meta es cambiar eso, agregó.

Gutiérrez, quien comenzó en su cargo en agosto, dijo que una de sus primeras acciones fue proponer al presidente municipal Héctor Teto Murguía el proyecto de restaurar el mercado para el uso de los juarenses.

Gutiérrez se reunió recientemente con varios locatarios del mercado y comenzó a trazar un plan.

El primer paso será cerrar una de las calles adyacentes al mercado y crear un corredor cultural con un pequeño foro al aire libre para llevar a cabo actividades.

Las ideas para usar el espacio se enfocarán en eventos de relevancia para los residentes de la ciudad.

Una idea que Gutiérrez sugirió fue el día del bombero, en el que las familias podrían aprender sobre las actividades del departamento de bomberos y en la que sus miembros podrían dar presentaciones sobre prevención de catástrofes.

Otros usos podrían incluir conciertos, ferias de salud y eventos culturales.

Gutiérrez dijo que el municipio también contribuiría a pintar las instalaciones y a construir nuevas instalaciones sanitarias.

Y aunque todavía no ha preparado un presupuesto para la aprobación del municipio, Gutiérrez estimó que el mercado estará listo para su primer evento en tres meses y medio.

La idea es que no se nos vaya el verano , dijo.

Gutiérrez dijo que cambiar el enfoque del mercado también implicaría un cambio en la mentalidad de los locatarios, acostumbrados a buscar ventas con turistas extranjeros.

Mientras que el municipio puede ayudar a atraer gente al mercado, sería la tarea de los locatarios el tomar ventaja de un renovado flujo de tráfico y el pensar en los intereses de la clientela local, dijo.

Para ayudar a lograr esa meta, Gutiérrez dijo que el municipio también patrocinará talleres en los que los locatarios podrán tomar clases sobre cómo administrar sus inventarios y mantenerse al tanto de sus ventas, gastos y margen de utilidades.

Aída Villordo, integrante de la asociación de locatarios del mercado, dijo que los últimos años de violencia fueron desastrosos para el mercado. Los locatarios han intentado obtener la ayuda del municipio desde que la antigua administración estaba a cargo.

En los últimos cuatro años el mercado perdió completamente sus visitantes , dijo. Nuestro objetivo siempre ha sido que no muera el mercado .

El mercado abrió sus puertas en 1946, especializándose en importar y vender artesanías folklóricas, joyería, ropa y souvenirs de todas partes de México.

Solía estar lleno con visitantes americanos que venían a tomar, comer y escuchar música de mariachi. 

Los locatarios dijeron que las ventas comenzaron a decaer primero a mediado de los noventas, cuando los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez llegaron a las noticias internacionales.

Después del ataque terrorista a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, cruzar la frontera se convirtió en un proceso más complicado que le costó más visitantes al mercado. Finalmente, la reciente crisis económica y de seguridad que comenzó a principios del 2008 virtualmente congeló el comercio en el mercado.

Algunos de los locatarios se vieron obligados a cerrar sus tiendas, reubicarse o cambiar de ocupación algunos trabajan como custodios y otros en casas funerarias, dijo Villordo después de medio siglo de trabajar en el mercado.

Yo estoy ahí desde antes que naciera mi hijo. De ahí le di para estudiar , dijo Villordo.

Pero aún cuando sólo unos 50 de los 127 locatarios todavía abren sus tiendas en el mercado, la mayoría sigue pagando su membresía anual para retener su espacio en el edificio.

Villordo dijo que la mayoría de los locatarios aún tienen la esperanza de que el mercado recupere su economía.

Varios locatarios dijeron que están dispuestos a probar nuevas ideas.

Nosotros estamos de acuerdo. A todos nos ayudaria que la gente sepa que aun estamos aqui , dijo Teresa Márqueza, una locataria.

Que sepan que estamos vivos , agregó José Luis González, otro locatario. Cualquier ayuda que nos den es bienvenida .

González dijo que tiene su negocio en el mercado desde 1967 y que ha logrado sobrevivir los últimos años con el apoyo de sus hijos.

Dijo que sería dificil cambiar el giro de su negocio el cual ha sido el mismo por decadas pero que él, al igual que otros locatarios, gradualmente han comenzado a ofrecer más productos para atraer a la clientela local, como bienes de piel, ropa, artefactos religiosos y articulos de cocina.

Estamos tratando de cambiar nuestras artesanías. Estamos todos muy positivos, esto tiene que cambiar , dijo González.

El martes pasado, la mayoría de los visitantes en el mercado eran residentes locales con la excepción de Jay Monarch, de 71 años, que visitó Ciudad Juárez de Albuquerque, Nuevo México, para visitar a su dentista.

Su última visita a la ciudad y al mercado fue hace cuatro años, y mucho había cambiado, dijo.

Está desierto. Muchos lugares han cerrado , dijo Monarch. Parece que ha sido la gente local la que ha mantenido vivo este lugar .

Alejandro Martínez Cabrera puede ser localizado en a.martinez@elpasotimes.com