EL PASO.- Los automovilistas quienes son infraccionados por primera vez por enviar textos o hablar por sus celulares mientras manejan ahora podrían evitar ser sancionados si ponen en sus vehículos una calcomanía roja y negra con la leyenda "No Talking, No Texting" o "No hablo ni mando textos".

La iniciativa, en forma de resolución de la ciudad, fue presentada ante el cabildo el martes como parte de la nueva campaña No Talking/No Texting que está siendo implementada por algunas cortes municipales. Ésta se denomina Mes de Concientización para Conductores Distraídos por parte de la Corte Municipal.

El juez del municipio, Rick Olivo, señaló que los conductores distraídos a quienes se les infracciona por primera vez tendrán la opción de pagar la multa o poner de manera voluntaria la calcomanía en sus vehículos. A los que escojan esta última opción se les desestimará la infracción.

Esta práctica ayudará a crear conciencia entre los guiadores sobre el peligro de utilizar el celular mientras manejan, según Olivo.

La multa por hablar por celular o mandar textos mientras se maneja tiene un costo de 114 dólares, sin embargo el precio podría ser mucho mayor si la persona se ve involucrada en un accidente mortal. Durante el 2011, más de 81 mil accidentes automovilísticos ocurrieron en Texas debido a conductores distraídos, según el Departamento de Transporte de Texas.

La multa se eliminará después de cierto período de prueba. Los infractores deberán traer la calcomanía en sus vehículos y acatar todos los términos del mismo para que su caso pueda ser desestimado.


Advertisement

"Deseamos crear una forma de conciencia que irá por todas partes para que la gente pueda verla", señaló Olivo.

En el 2010, la ciudad de El Paso aprobó una ley que prohibe utilizar el celular para hablar o mandar textos mientras se maneja un vehículo.

El Cabildo aceptó la ordenanza en un esfuerzo por reducir las distracciones al conducir. Dispositivos como el Bluetooth, para mantener las manos libres, son permitidos bajo esta disposición de la ciudad. Los conductores todavía pueden utilizar sus celulares para reportar un crimen, accidente de tráfico o una emergencia médica.

Desde el primero de abril del 2010, cuando la mencionada ley entró en vigor, hasta el 31 de diciembre del 2011, el Departamento de Policía de El Paso emitió 15 mil 422 infracciones por utilizar el celular al conducir, como lo indicó Richarda Duffy Momsen, secretaria de acuerdos de la ciudad.

Durante este mismo período, la ciudad recopiló casi un millón de dólares en multas por parte de los conductores que infringieron la ley.

Momsen manifestó que El Paso es la única ciudad en Texas que cuenta con una prohibición en toda la ciudad sobre el uso de celulares al conducir. Otras ciudades como Arlington y Austin sólo prohiben mandar textos lo cual es mucho más difícil de acatar.

"Si sales a la calle y te paras en cualquier esquina, vas a ver gente manejando y hablando por celular a pesar de que el Departamento de Policía de El Paso se encuentra infraccionando a los que no cumplen la ley", señaló Momsen.

Ésta agregó que las personas no toman esta disposición con seriedad.

El regidor Steve Ortega, quien es abogado, indicó que es legal que un juez haga que los infractores coloquen una calcomanía en sus vehículos para evitar pagar una multa.

Ortega manifestó que la idea de Olivo es genial y que está encaminada a crear conciencia.

El Departamento de Transporte ha donado 25 mil calcomanías a El Paso con la leyenda "No Talking, No Texting".

El 20 de marzo, la Corte Municipal de El Paso recibió un premio por su iniciativa de seguridad al conducir 2012 por parte de la mencionada dependencia.

Las cortes de El Paso y Houston son las únicas en el estado a las que se les ha otorgado tal distinción. Aileen B. Flores puede ser contactada en aflores@elpasotimes.com