Los artistas Jeremiah Navarro y  Daniel Ortega fueron captados frente al mural que pintaron en la cuadra marcada con el número  3400 de la calle Lomaland.
Los artistas Jeremiah Navarro y Daniel Ortega fueron captados frente al mural que pintaron en la cuadra marcada con el número 3400 de la calle Lomaland. (Victor Calzada/El Paso Times)
El Paso.- A los diecinueve años, Daniel Dekan Ortega tiene mucha confianza en su fe.

A él no le importa hablar de ese tema. Ortega ha estudiado en varias escuelas privadas incluyendo St Pius X Catholic School e Immanuel Christian School pero siente que su fe cristiana se consolidó en Jesus Chapel.

A últimas fechas, a éste le emociona más compartir su amor por Dios a través del arte.

Ortega y su amigo y grafitero Jeremiah Germs Navarro acaban de concluir su tercer mural en El Paso el cual contiene escenas espirituales y alusiones bíblicas.

Como cristianos, Dios nos da un talento y es una manera de alabarlo y hacerlo en su Gloria , señaló Ortega frente a su primer mural que terminó el pasado noviembre.

Éste se localiza en Pete Solis Collision Center en la calle Lomaland y representa un retrato de Jesucristo pintado por Navarro. El colorido fondo realizado por Ortega incluye las palabras de la biblia: El resplandor de la Gloria de Dios .

Queremos alentar a la gente. Si se encuentran batallando por algo tal vez puedan encontrar paz y consuelo en nuestro arte , manifestó Ortega.

Melissa Cobos, gerente de la oficina del mencionado centro, indicó que Ortega la impresionó cuando se acercó a ella por primera vez.

Tuve una educación muy religiosa pero soy muy reservada. Nunca hubiera entrado a un lugar extraño y le hubiera preguntado a un desconocido si podría plasmar mis sentimientos en una pared .

Él era un joven bien parecido y preguntó si podía pintar un mural y yo le respondí que de qué tipo, porque una nunca sabe. Entonces me dijo que sería uno de naturaleza religiosa y yo estuve de acuerdo .

Ortega, quien lleva en la cajuela de su carro cajas con pinturas en aerosol, señaló que empezó a interesarse en el arte grafitero cuando era niño.

Cuando estaba en el séptimo grado me gustaba patinar pero comencé a juntarme con chavos que se dedicaban al grafiti. Entonces abrí mis ojos ante esa posibilidad .

Mientras tomaba clases de arte en Jesus Chapel, Ortega pensó en juntar las dos cosas y ahí es cuando surgió la idea de pintar murales espirituales.

Después de perfeccionar su arte por varios años, incluyendo su primer mural en la pared de la habitación de su novia y de hacer amistad con otros artistas, Ortega se unió a Navarro el año pasado.

Tomando muy en serio esa idea, Ortega quien estudia en El Paso Community College, obtuvo tarjetas de presentación que decían ¿Qué pintaría Jesús? y empezó a realizar llamadas a los negocios que consideró podrían exhibir su arte.

Soy muy extrovertido. Me dirijo a las personas y les digo Me gusta su pared y les explico sobre el proceso. Entonces comenzamos a dibujar y a enseñarles lo que queremos hacer y nuestro mensaje para ver si aprueban que lo hagamos , señaló Ortega.

Navarro, quien forma parte del grupo de artistas Border Youth, manifestó que le agradó la idea desde el primer momento.

Siento como si siempre hubiera querido hacer algo similar por lo que fue una incursión natural y muy orgánica .

Los murales son subsidiados mediante donativos. El centro ubicado en Lomaland donó 200 dólares para esta causa. Los artistas recientemente terminaron su tercera obra en Lee Treviño y Vista del Sol.

Ortega estima que el costo de la pintura utilizada es entre 350 y 400 dólares. Ellos adquieren una pintura en aerosol de la más alta calidad y trabajan en sus tiempos libres.

Navarro, quien es estilista de profesión, y Ortega manifestaron que todo su trabajo es hecho a mano y que cuando trabajan juntos se retroalimentan uno al otro.

Ambos artistas consideran que en El Paso se empezaron a aceptar más los murales y el arte del grafiti durante los últimos años.

Antes el arte grafitero tenía una connotación negativa pero creo que lo que la agrupación Border Youth ha conseguido es que la gente tenga una mentalidad más abierta respecto a los murales , señaló Navarro.

Dave Gravy Herrera, fundador de Border Youths, señaló que El Paso apoya a los artistas muralistas.

Esta agrupación patrocina anualmente un evento en donde artistas pintan en los silos a un lado de El Paso Rescue Mission. El evento incluye presentaciones en vivo.

Vivimos en una ciudad extraordinaria. Somos afortunados de que la gente realmente aprecie nuestro arte y apoye el talento local . Herrera agregó que no cree que el trabajo que realiza deba considerarse grafiti.

Cuando ves un mural que se realizó en cuatro horas y se hizo con el consentimiento de la gente es una obra de arte. Grafiti es lo que ves en las mesas para días de campo o en los baños en los lugares donde paran los camiones. Son dos cosas muy diferentes .

Navarro considera que los murales espitituales pueden ser apreciados por más gente.

Creo que los están poniendo en buenos lugares y cuentan con un mensaje positivo que también ayuda tremendamente .

Ortega desea continuar agregando su explosión de color a las paredes alrededor de El Paso.

Mi objetivo es seguir teniendo contacto con la gente, embellecer las calles y llegar al alma de las personas a través del espíitu de Dios .

María Cortés Gonzáez puede ser localizada en macortes@elpasotimes.com