La deficiencia de vitamina D es cada vez más sospechosa, más diagnosticada, más publicada y más estudiada. En recientes investigaciones y en la práctica diaria se revela el valor terapéutico de la vitamina D, para los diabéticos y personas con enfermedades cardiovasculares no es sorpresa experimentar una mejoría significante en su calidad de vida cuando suplementan su nutrición con vitamina D.

La Sociedad Europea de Cardiología presentó en su Congreso del 2010, que los niveles bajos de vitamina D alteran sistemas biológicos del organismo que contribuyen al desarrollo de enfermedades cardiovasculares (insuficiencia cardiaca) y bajas defensas.

Por el contrario, los pacientes con niveles normales de vitamina D tienen menor riesgo de mortalidad y necesitan menos hospitalizaciones.

Los beneficios de exponerse a la luz del sol, para que el organismo sintetice la vitamina D, supera al temor de los riesgos de cáncer de piel. La falta de exposición a la luz solar es una de las causas de la epidemia de deficiencia de vitamina D.

SÍNTOMAS: Fatiga, nerviosismo, aumento de peso, dolores musculares, calambres, huesos frágiles, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse y débil sistema de defensas.

Según los resultados de una investigación efectuada en el 2009, (Jornadas de Pediatría), seis millones de niños y niñas en Estados Unidos tienen deficiencia de vitamina D. Otros resultados revelan el vínculo entre la falta de vitamina D y las alergias.


Advertisement

El doble de niños con deficiencia de esta vitamina padecen alergias, comparado con los niños que se exponen más al sol.

Más del cincuenta por ciento de mujeres saludables que participaron en un estudio de Endocrinología y Metabolismo padecían aumento de depósitos de grasa corporal, disminución de fuerza muscular y deficiencia de vitamina D.

La revista Archivos de Medicina Interna menciona que los adultos deficientes en vitamina D tienen disminución de memoria, de aprendizaje y de procesos intelectuales, basado en un estudio hecho en personas mayores de 65 años.

Fueron sujetos a análisis de conocimientos generales, concentración y otras funciones ejecutivas

La vitamina D es difícil de absorber, ésa es una de las causas de su deficiencia tanto en Estados Unidos como en Europa. Hace unas semanas mencioné la fórmula de Ñaño D3 con verduras verdes y su facultad de absorberse desde el contacto con la mucosa oral (sublingualmente).

La adición de verduras aumenta el poder nutritivo de NanoD3: la convierte en una planta de energía que produce sustancias esenciales para la vista, para los huesos, para la circulación, para el sistema cardiovascular y para el cerebro.

Los nutrientes de vegetales verdes también contribuyen a la salud gastrointestinal porque son excelentes para la digestión, tienen propiedades anti-inflamatorias y desintoxicantes.

Además, favorecen la oxigenación de la sangre, y aumentan el nivel de alerta mental.

Las evidencias que aportan múltiples estudios confirman los beneficios de mantener niveles saludables de vitamina D en el organismo.

Innumerables artículos de salud mencionan que el estar en contacto con la naturaleza, pasar tiempo al aire libre y la luz del sol, consumir alimentos ricos en vitamina D y suplementos de calidad, trae grandes y positivos cambios a su vida.

El doctor Oscar de la Riva puede ser localizado en dlro3@yahoo.com; (915) 694-7613