Ivanna Perez durante un descanso en el entrenamiento en el parque Galatzan.
Ivanna Perez durante un descanso en el entrenamiento en el parque Galatzan. (Rudy Gonzalez / SomosFrontera)
El PASO.- Recién cumplió 11 años y ya impone su talento en una cancha de fútbol. Mientras niñas de su edad juegan aún con sus muñecas, la verdadera pasión de Ivanna Pérez es correr detrás de un balón.

Nacida en El Paso, el primero de febrero del 2001, Ivanna ha logrado en poco tiempo sobresalir en el que muchos llaman "el juego del hombre".

De figura menudita y ojos que reflejan un brillo cuando se habla de fútbol, Ivanna se dice ferviente admiradora del Club Barcelona y de uno de sus jugadores emblemas, el catalán, Xavi Hernández.

Las habilidades deportivas de esta pequeña, quien es la menor de tres hermanos, la han hecho sobresalir de tal manera, que cada fin de semana juega en contra de niños, en vez de participar en la rama femenil de su categoría, como lo hacen muchas niñas de su edad.

"Es muy fácil jugar en contra de niñas, metía muchos goles y con hombres es más difícil", dijo Ivanna.

La pequeña anota un promedio de 20 goles por temporada en la categoría varonil.

"Ella no desentona, tiene la capacidad para jugarle de tú a tú a cualquiera", señaló orgulloso César Sosa quien ha sido su entrenador por casi dos años.

La familia de la menor ha jugado un papel muy importante en su desarrollo como futbolista, sus padres acuden religiosamente a cada uno de sus juegos, mientras que su hermano Sebastián se ha encargado de enseñarle algunos secretos de este deporte.

Mención aparte merece su hermano Paulo, quien alienta a Ivanna en cada partido y quien no duda en reclamar al arbitro o contrario alguna entrada "mala leche" sobre su hermana o algún integrante del equipo.


Advertisement

"Me gusta que me vean jugar, se siente muy bien", dice.

Como jugadora de Cobras Soccer Academy, Ivanna ha tenido la oportunidad de representar a su equipo en torneos locales y en ciudades como Las Cruces, Phoenix y Las Vegas.

Hasta el momento, el reto de jugar en contra de niños ha te tenido un saldo positivo, pero como en todo deporte de contacto, Ivanna no ha estado exenta de algunos recuerditos .

"Me ha tocado jugar con niños que se enojan cuando los burlo y me han dado patadas", dijo Ivanna, mientras señala un moretón en su pierna derecha.

Héctor Pérez, padre de la menor, comentó que apoya a su hija en su gustó por el fútbol ya que considera que ella tiene un talento natural para jugar este deporte.

"Ella empezó viendo a sus hermanos mayores y primos, aprende rápidamente, le gusta este deporte", dijo Pérez. "Ella tiene un fin en mente, que es el de algún día poder integrar la selección femenil de los Estados Unidos y participar en los juegos olímpicos".

Ivanna, dijo tener como modelo a seguir a la jugadora estadounidense Abby Wambach, quien ha sido medallista olímpica, subcampeona mundial e invariablemente forma parte del cuadro de las barras y las estrellas desde el 2003.

"Me gusta su forma de rematar en el área y la forma de desmarcarse, es una lastima que hayan perdido la final contra Japón", señaló Ivanna lamentando la derrota de las norteamericanas.

"Ivanna se ha ganado el respeto de sus compañeros de equipo, trabaja al parejo de todos y no existe ningún trato especial por ser mujer, es parte del equipo y se le trata como a los demás niños", comentó César Sosa.

Actualmente, Ivanna practica fútbol dos veces por semana sin descuidar sus estudios de quinto año en la escuela El Paso Country Day School. Su próximo reto es participar durante el mes marzo en el torneo de Sereno Soccer Showcase en Phoenix,Arizona.

Juan Antonio Rodriguez puede ser contactado en jrodriguez@elpasotimes.com