Mujeres tarahumaras, en plena venta de mercancías, en Juárez. Según directivos de la CNDH, las mujeres indígenas son víctimas de triple discriminación en
Mujeres tarahumaras, en plena venta de mercancías, en Juárez. Según directivos de la CNDH, las mujeres indígenas son víctimas de triple discriminación en México. (Foto de archivo El Paso y Más)
MÉXICO - Pese a reformas legislativas promulgadas a favor de grupos étnicos, las mujeres indígenas mexicanas están en mayor riesgo de vulnerabilidad por la triple discriminación, como vivir en condiciones de marginación, por su género y por su origen étnico, expresó un vocero de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en un comunicado de prensa.

Según cifras oficiales citadas en el boletín, el 32.6 por ciento de las mujeres indígenas ha sido víctima de algún tipo de violencia; el 26.4 por ciento, de incidentes emocionales; el 17 por ciento, de dificultades financieras; el 10.8 por ciento, de ataques físicos; y el 6 por ciento, de agresiones sexuales.

"A pesar de que nuestra legislación ha observado avances para erradicar este problema, reflejados en el contenido de diversos compromisos internacionales, todavía hacen falta acciones más eficaces para la tutela y la protección de este sector" , agregó el directivo de la CNDH, en una declaración escrita.

Para la CNDH, recalcó, es ineludible el compromiso del Estado en esta materia y un tema prioritario para garantizarles, a esos grupos, equidad y trato digno, sostuvo.

En un comunicado, voceros de la Secretaría de Gobernación de la República Mexicana dijeron reconocer que los pueblos indígenas deben jugar un papel clave en el desarrollo político, económico y social del país, y dijeron reiterar la necesidad de mejorar las condiciones de vida de la población indígena a partir de un modelo de desarrollo donde se incorpore la participación de los pueblos y comunidades indígenas, a fin de satisfacer sus expectativas culturales, sociales, económicas, educativas y de justicia.

" Al inicio de la presente administración, la atención a las necesidades de los pueblos y comunidades indígenas, que recaía en el Instituto Nacional Indigenista (INI) y que durante su historia asumió diferentes funciones de promoción, orientación y operación; destacando entre otras, acciones en materia de procuración de justicia, capacitación, cultura, infraestructura social básica, desarrollo de opciones productivas, comunicación, investigación, apoyo a la educación y atención a la salud, fue reforzada con la creación de la Oficina de Representación para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, como área de la Presidencia de la República, con el objetivo de coordinar las acciones del Gobierno Federal dirigidas a la atención de las demandas de los pueblos indígenas", expresó el vocero de la Secretaría, en un informe colocado en su página oficial por Internet. Marisela Ortega Lozano, mortega@elpasotimes.com; 542-6077.