Samanta Sanchez fue una de las 13 afortunadas que recibieron una quinceañera por parte de Verizon Wireless y su programa "Mis Fabulosos Quinces".
Samanta Sanchez fue una de las 13 afortunadas que recibieron una quinceañera por parte de Verizon Wireless y su programa "Mis Fabulosos Quinces". (Ruben R. Ramirez / El Paso Times)

EL PASO - La fiesta de quince años era una tradición que Samantha Sanchez, de 15 años, no sabía si iría a poder celebrar.

Su madre, tías y hermanas no pudieron tener una quinceañera, y todo apuntaba a que su historia no sería diferente. Pero un concurso de la compañía telefónica Verizon Wireless llamado Mis Fabulosos Quinces rompió con la mala racha y convirtió a Sánchez en la primera mujer de la familia en celebrar una quinceañera.

Por medio de mensajes de textos Samantha Sanchez recibió suficientes votos para ser finalista y ganar el codiciado premio.

El sábado, Sanchez celebro el logro con su familia y amigos en el club de golf Butterfield Trail Country, ubicado en 1858 Cottonwoods.

Esto se siente tan irreal , dice Sánchez. Mi familia siempre hablaba de tener una fiesta, pero sabíamos que era demasiado costoso .

Era la primera vez que el programa de Verizon convocaba a todas las jóvenes en la nación. Para competir las concursantes debían contestar tres preguntas: ¿Qué significan los quinces para ti?, ¿cómo haces una diferencia en la comunidad hoy en día? y ¿cuáles son tus planes para después de preparatoria?.

Los jueces seleccionaron a los finalistas basados en cuánto valoraban la tradición de la quinceañera, que desempeñaran un rol activo en la comunidad y en su plan de vida después de la preparatoria.

Fueron alrededor de 10,000 entradas las que participaron, sin embargo solo 13 jóvenes recibieron una quinceañera. Las ganadoras del concurso se hicieron acreedoras a una fiesta, con un valor de hasta 25 mil dólares, con 100 invitados y música de dj, una beca de 2,500 dólares, un teléfono celular y una tarjeta de regalo de 250 dólares.

Otros de los premios eran el vestido de la festejada, el servicio de banquete, maquillaje y una tiara. Veinte finalistas fueron escogidas de entre las miles de participantes y sus ensayos fueron puestos en Internet, donde el público podría votar cuales 13 concursantes serian las que recibirían la fiesta.

Cuando Sánchez supo que era una de las finalistas, puso a su familia y amigos a trabajar. Todos, mis amigos, familia, primos y vecinos votaban y le decían a otros que hicieran los mismo , dijo Jacqueline Sánchez, madre de Samantha. Hasta los abuelos que no tienen ni idea de cómo enviar mensajes de texto dijeron que contribuirían a la causa .

La entusiasta quinceañera mencionó que aunque su familia había estado ahorrando para una fiesta más pequeña, le dieron la opción a Sánchez de que realizara un viaje, a lo que ella se rehusó.

Generalmente no acostumbro ser tan tradicional, pero entre más y más hablaban mi mama y mis tías sobre una quinceañera y lo tradicional que es, me entusiasmé con la idea muchísimo , finalizó Sánchez.

Alex Hinojosa puede ser contactada en ahinojosa@elpasotimes.com; 546-6137.