(Foto Cortesia de Fiscalia de Chihuahua)
Ciudad Juárez.- Elementos de la policía estatal investigadora del estado de Chihuahua detuvieron al presunto responsable de la muerte de una menor cuyos restos fueron encontrados en el 2001 en el predio conocido como "campo algodonero".

De acuerdo a información proporcionada por la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, Eduardo Chávez Marín de 33 años de edad aparece como presunto responsable de privar de la vida a Esmeralda Herrera Monreal quien contaba con 14 años de edad al momento de su muerte.

Los restos de Herrera junto a los de otras 7 mujeres fueron encontrados en un predio ubicado en el cruce de Avenida Ejército Nacional y Paseo de la Victoria en noviembre del 2001.

La búsqueda para la detención del presunto feminicida inició en el año 2006, después de que la fiscalía encontrara elementos suficientes para acreditar la responsabilidad del detenido por el delito de homicidio calificado.

La pesquisa para su arresto fue boletinada a todas las Procuradurías de Justicia en México y a las autoridades en los Estados Unidos.

La captura de Chávez Marín se realizó el pasado jueves cuando investigadores de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua lograron ubicarlo en un domicilio de un familiar en Ciudad Juárez, trascendió que el detenido residió durante los últimos años en la ciudad de Tijuana, Baja California.

De acuerdo a declaraciones que obran en la investigación, una vez que los restos de las 8 jovencitas fueron encontrados en el "campo algodonero", se realizaron exámenes científicos para determinar la identidad de los restos, en dichos estudios participaron antropólogos forenses de Argentina y los Estados Unidos.

Una vez establecida la identidad de la menor se obtuvo información del entorno social, laboral y familiar de la víctima.

Según la fiscalía, Chávez Marín deseaba establecer una relación sentimental con la menor y de acuerdo a testimonios incluidos en la indagatoria, compañeros de trabajo de Esmeralda, afirmaron que ella les había comentado que un joven con las características de Chávez Marín la acosaba.

Así mismo un testigo declaró que en varias ocasiones Chávez Marín lo invitó a "levantar" jovencitas de la maquiladora para llevárselas a los arenales.