EL PASO.- El Condado de El Paso contó con la mayor cantidad de casos del Virus del Nilo en el 2010, entre las áreas metropolitanas, debido principalmente a los patios inundados por los canales de irrigación, según un nuevo reporte al respecto.

El Paso obtuvo 35 casos por un millón de habitantes, comparado con 30 en Phoenix y 25 en Fresno, California, resultando el índice más alto de casos registrados del Virus del Nilo, señaló el Dr. Víctor Cárdenas, quien encabezó un estudio sobre esta enfermedad.

Los descubrimientos sobre los riesgos de vivir cerca de los canales se registraron en un estudio titulado "La Inundación de patios por la Irrigación de los canales aumentó el riesgo del Virus del Nilo en El Paso, Texas". Éste será publicado en el ejemplar de diciembre del Diario de Epidemología, la publicación oficial del Colegio Americano de Epidemología.

"Encontramos evidencia que al vivir en las proximidades de los canales de irrigación, el uso del agua de éstos y la inundación de los patios residenciales con el agua de los mismos en el condado de El Paso, Texas, fue un factor de riesgo para esta enfermedad", señaló el informe.

Además, los adultos mayores con enfermedades crónicas y quienes no utilizan repelente para los mosquitos presentan un riesgo adicional.

"Por ejemplo, puede haber un anciano con una enfermedad del riñón y que vive cerca de los canales o donde hay un patio inundado, no utiliza repelente y es atacado por un mosquito portador de este virus", manifestó Cárdenas, catedrático de la Escuela de Salud Pública de UTEP e investigador principal del estudio.


Advertisement

"Las personas que viven a tres cuadras de los canales de irrigación cuentan con el mayor riesgo de contraer el Virus del Nilo comparado con aquellos que viven a cuatro millas o más de distancia".

A pesar de que investigaciones ecológicas anteriores encontraron que el porcentaje de tierra irrigada y la producción de cosecha eran factores de riesgo para esta enfermedad, ningun estudio previo ha utilizado el Sistema de Información Geográfica y métodos de entrevista para determinar si la distancia de los canales de irrigación y la inundación de los patios está relacionada.

El estudio se realizó en colaboración con el Departamento de Salud Pública y la Universidad de Texas en El Paso.

Fernando J. González, epidemiólogo del Departamento de Salud Pública, quien colaboró en el estudio, manifestó que la ciudad ha incrementado su campaña de concientización pública sobre los riesgos del Virus del Nilo.

"Este es un muy buen reporte ya que muestra los grupos de alto riesgo, donde prevalence, y lo que significa esta enfermedad para nuestra comunidad".

El Paso tuvo 182 casos confirmados de Virus del Nilo entre el 2003 y el 2010, según el estudio, y la mayor parte de las personas infectadas vivían alrededor de canales de irrigación.

Este virus apareció primero en los Estados Unidos en 1999 y fue el causante de 28 mil casos de enfermedades neuroinvasivas, la más grave condición de esta enfermedad.

El virus se transmite a través de la picadura de un mosquito y puede ocasionar incluso la muerte.

El mosquito Culex tarsalis, que ataca a pájaros y humanos, es el portador más común de este virus en el area de El Paso.

Cerca del 80 por ciento de las personas infectadas no presentan ningún síntoma grave. Sólo el uno por ciento desarrollan la enfermedad neuroinvasiva con síntomas que pueden incluir meningitis, encefalitis y ataques. El resto de las personas infectadas pueden presentar síntomas más leves, frecuentemente confundidos con los de la gripa, como fiebre, dolor de cabeza y ojos e inflamación de los nódulos linfáicos.

Cárdenas indicó que las campañas educativas deben estar dirigidas a las personas que residen cerca de los canales y alentarlas a utilizar repelente para insectos y toda clase de prevención contra las picaduras de mosquito.

Danny Soto, supervisor del Departamento de Servicio del Medio Ambiente manifesto que el personal a su cargo realiza operaciones para controlar estos insectos durante todo el año.

Las casas en los Valles Alto y Bajo, que contienen canales de irrigación, son las más propensas a verse afectadas por inundaciones.

"Existe la idea equivocada de que los mosquitos desaparecen en el invierno. Pero no es cierto, algunos sobreviven en el clima gélido", indicó Soto. "Observamos un descenso en la población de estos insectos durante enero por la sequía pero regresan una vez que empieza la temporada de riego en marzo".

El 26 de septiembre se reportó un caso de una anciana de 89 años quien murió en El Paso a causa de este virus. Fue la séptima persona diagnosticada con esta enfermedad en lo que va del año.

Los residentes de El Paso pueden reportar cualquier problema relacionado con los mosquitos al Departamento de Servicio Ambientales en el teléfono 599-6290.

Diana Washington Valdez puede ser localizada en dvaldez@elpasotimes.com