Click photo to enlarge
TURÍN, Italia Cada año, miles de turistas prácticamente invaden Turín durante la Noche de Brujas, debido a la fama de esa ciudad italiana como centro de la magia blanca y negra.

De hecho, el fascinante recorrido nocturno "Evening Tour of Magical Turín" es de uno de los más populares y, por ende, los boletos desaparecen en un abrir y cerrar de ojos.

Comienza a las 9 p.m. y dura dos horas y media.

Turín se ubica en el paralelo 45 y supuestamente se conecta a un triángulo negro mágico extendido hasta Londres y San Francisco, así como a otro triángulo blanco mágico donde incluye a Praga y Lyon, en Francia.

Para quienes lo ignoran, los celtas habitaban el área de Piedmont, justo donde se localiza Turín, antes del desplazamiento de los romanos y otros grupos.

Los máximos sacerdotes de la tribu celta eran conocidos como druidas, quienes supuestamente llevaban a cabo sacrificios humanos, según los romanos.

Esta mítica atmósfera marca la ciudad entera. Turín fue la capital de Italia y se ubica en Los Alpes, cerca de la frontera francesa, en el noroeste de Italia.

Para los legos en el tema, el famoso vidente Nostradamus residió en Turín, al servicio de la realeza.

Es el refugio del Sudario de Turín, supuestamente la sábana donde fue cubierto el cuerpo de Jesucristo. Mi guía turística dijo que la Casa de Savoya trajo el sagrado lienzo desde Francia, cuando la poderosa familia real se estableció en Italia.

Los Savoya le atribuyeron poderes curativos a la venerada pieza textil y, por ello, la aprovecharon para ellos y sus amistades.

Finalmente, obsequiaron la tela al Vaticano, donde se exhibe al público cada periodo de varios años.

La próxima exhibición fue programada para el 2025, aunque los visitantes pueden ver una réplica en el Museo del Sudario de Turín.

Por si fuera poco, en la capilla adjunta al museo luce un retablo de la Virgen de Guadalupe, conocida como la Patrona de México, para admiración de propios y extraños.

Supuestamente, en uno de los templos se resguarda celosamente una pieza de la cruz de madera donde Cristo fue crucificado, mientras que, según la leyenda, la Copa Sagrada donde Cristo bebió durante la Última Cena, está sepultada bajo el templo católico Santa Madre de Dios.

Algunos dicen que el referido recinto fue diseñado para verse meas bien como un templo en los periodos griego y romano, en vez de un recinto meramente católico.

Pero lo que menos tienen esos templos de Turín es precisamente esa naturaleza típica.

Por ejemplo, una gran cantidad de turistas se vuelva hacia el Templo de San Lorenzo para contemplar su impresionante tragaluz y atestiguar cómo los rayos solares se posan sobre el vidrio en ciertas maneras, únicamente durante el solsticio de verano e invierno.

La primera parada del recorrido mágico inicia en la plaza Piazza Statuto, en un antiguo sitio de ejecución llamado "las puertas del averno".

El monumento fue erigido en memoria de los hombres quienes ofrendaron sus vidas mientras cavaban un túnel para conectar a Italia y Francia. En la parte superior del monumento luce una estatua singular de un ángel con una corona de estrella que, según los guías turísticos, representa a Lucifer.

El hechizante recorrido incluye pausas para contemplar los majestuosos inmuebles con símbolos de la masonería, gárgolas y otros diseños enigmáticos.

Los guías de turistas dicen que las autoridades se vieron precisadas a clausurar el cementerio local, en virtud de que los satánicos celebraban misas negras en el camposanto.

Actualmente, las autoridades aprovechan el panteón para celebrar eventos cívicos.

Tengo testigos presenciales sobre cómo esas misas negras eran oficiadas por un sacerdote del Templo de Satán, en Turín, en 1989 , comentó el experto investigador ocultista, Leo Ruickbie, según un reportaje periodístico publicado en la agencia de noticias Gannett News Service.

De acuerdo con la entrevista otorgada por el ocultista, incluso se afirma que, a fines de los años ochenta, unos 30 mil satánicos practicaban tales ceremonias demoníacas tan sólo en Turín, pero dijo dudar de la veracidad en esas versiones.

El museo egipcio más importante del orbe, después de El Cairo, se localiza en Turín, en cuyas exhibiciones se incluye el Libro de los Muertos, supuestamente emisor de energía negativa, y únicamente se exhibe al público en breves lapsos.

¿Por qué? Los directivos del museo quieren impedir que la gente copie los jeroglíficos donde se detallan ciertos rituales.

Por coincidencia, los directivos del Museo Egizo patrocinan la presentación de un egiptólogo en la Noche de Brujas, y los siguiente dos días, exhibirán Los Hechizos de las Fuerzas Divinas , según el portal cibernético del museo.

Turín es la sede de los fabricantes del automóvil Fiat. Según dicen los lugareños, es donde primero se fermentó el vino vermouth.

Gracias en parte a los festejos del 150 aniversario de la Reunificación de Italia, la ciudad goza de una pujanza turística.

Diana Washington Valdez puede ser localizada en dvaldez@elpasotimes.com; 546-6140.