Al Davis murió a sus 82 años.
Al Davis murió a sus 82 años. (Bob Galbraith)
OAKLAND, California, EE.UU. (AP) - Al Davis, el carismático dueño de los Raiders de Oakland y miembro del Salón de la Fama de la NFL, falleció el sábado a los 82 años.

El equipo anunció que Davis falleció en su casa, pero no informó la causa de muerte.

Davis, una de las figuras más importantes en la historia de la NFL, fue conocido como un rebelde y como el rostro de unos Raiders que se hicieron famosos por su actitud temeraria dentro y fuera del terreno de juego.

Davis también fue uno de los responsables en convertir a la NFL en la liga más exitosa en la historia de los deportes estadounidenses.

"La pasión de Al Davis por el fútbol americano, y su influencia en el deporte, fueron extraordinarias", dijo el comisionado de la liga, Roger Goodell. "Personificó a los Raiders y contribuyó al fútbol americano en todos los niveles. El respeto que provocaba era evidente por la forma que la gente lo escuchaba cada vez que hablaba. Es una verdadera leyenda de este deporte, cuyo impacto y legado será parte de la NFL para siempre".

En la década de los 1980, Davis ganó una batalla judicial para mudar su equipo Oakland a Los Angeles. Incluso después de regresar a Oakland en 1995, acudió a los tribunales y demandó por 1.200 millones de dólares para establecer que todavía era dueño de los derechos en el mercado de Los Angeles.

Hasta que los Raiders se convirtieron en perdedores en la primera década del siglo 21, Davis siempre fue un ganador, primero como entrenador y luego como dueño y gerente general con un lema clásico: "compromiso con la excelencia".


Advertisement

Y los Raiders casi siempre fueron excelentes: ganaron tres Super Bowls en los 70 y 80, y fueron candidatos al título casi todas las otras temporadas, en muchas ocasiones con jugadores de conducta problemática o rechazados por otros equipos.

Davis, exaltado al Salón de la Fama en 1992, fue un innovador. Contrató al primer entrenador negro de la era moderna, Art Shell en 1988. Contrató al primer entrenador de ascendencia latina, Tom Flores; y a la primera mujer como directora ejecutiva, Amy Trask.

Davis fue el último comisionado de la American Football League (AFL), y ayudó a forjar la fusión para crear la NFL moderna.

"Toda su vida giró en torno al deporte que amaba", comentó el dueño de los Titans de Tenesí, Bud Adams. "Ascendió en la escala de jerarquía y conocía todas las facetas del deporte. Esa experiencia le ayudó como dueño. En ese sentido, era distinto a todos los otros dueños".

Nacido en Brockton, Massachusetts, Davis se crió en Brooklyn y se graduó de la escuela secundaria Erasmus High School, que tiene como alumnos distinguidos a varias figuras de los deportes y el entretenimiento, entre ellas Barbra Streisand.

"Tuvimos una reunión en Los Angeles y vinieron 500 personas, incluyendo a Barbra", le dijo Davis una vez a un reportero, con su característico acento sureño y de Brooklyn que tanto fue parodiado.

Davis se graduó de la Universidad de Syracuse y se convirtió en asistente con los Colts de Baltimore a los 24 años. Fue asistente en The Citadel y la Universidad del Sur de California, antes de ser contratado por los Chargers de Los Angeles de la AFL en 1960. Tres años después, fue contratado por los Raiders y en 1963 se convirtió en el entrenador y gerente general más joven en la historia del fútbol americano.

Tuvo marca de 23-16-3 en tres temporadas con una franquicia que apenas había ganado nueve de los 32 primeros partidos en su historia.

Luego compró acciones de la franquicia, que entonces jugaba en un estadio de una escuela secundaria.

Pero como se dieron cuenta muchos de los jóvenes y brillantes entrenadores que contrató John Madden, Mike Shanahan y Jon Gruden, por mencionar algunos Davis siempre fue el verdadero entrenador del equipo.

Sus Raiders ganaron el Super Bowl en 1976, 1980 y 1983.

Pero a medida que envejeció, su equipo comenzó a caer en la jerarquía de la NFL.

Los Raiders alcanzaron el Super Bowl de la temporada 2002, y perdieron ante Tampa Bay. Por mucho tiempo después de eso, tuvieron el peor récord en la NFL, y en un momento llegaron a tener cinco entrenadores en seis años.

A Davis le sobreviven su esposa Carol y su hijo Mark.

Copyright 2011 The Associated Press.