Juárez es la ciudad con mayor número de niños con cáncer infantil, a la par que la entidad presenta un 15 por ciento más de incidencia que otros estados, alertaron autoridades de la Secretaría Estatal de Salud y del Hospital Infantil en el marco del Día Internacional contra este padecimiento.

Sergio Elizalde Morto, oncólogo pediatra encargado del área del Hospital Infantil y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo que cada año se detectan en promedio 160 nuevos casos oncológicos en niños y adolescentes en todo el estado.

El poco acercamiento que tienen los padres hacia sus hijos evita que identifiquen a tiempo los síntomas en los menores, ya que "hemos detectado tumores en el abdomen del tamaño de una pelota de basquetbol. Quiere decir que su madre (o padre) nunca tocó a su hijo siquiera".

Nadia Berenice Olvera Pizaña, estadista de la Secretaría de Salud, describió que las señales para identificar la posibilidad de cáncer en los niños son un sangrado nasal frecuente, ánimo decaído, falta de apetito, manchas extrañas en la piel, piel pálida, fiebre sin causa aparente y que no reaccionen a los medicamentos para tratarla.

No obstante, la probabilidad de curar un cáncer infantil es de un 80 por ciento, mientras que en los adultos un padecimiento de este tipo alcanza apenas un 10 por ciento, es decir que el 90 por ciento de los casos deriva en el fallecimiento, dijo Elizalde Morto.


Advertisement

Precisó que el grupo de edad con más pacientes oncológicos es de 3 a 6 años, quienes en su mayoría sufren de leucemia, linfoma o tumores en sistema nervioso, además de cáncer de riñón.

"Juntando las estadísticas del Estado y las del IMSS, puedo decir que estamos viendo hasta 160 nuevos casos de cáncer cada año y en los 30 años de carrera que llevo he visto más de 3 mil. Es alarmante, porque además Chihuahua presenta una incidencia de un 15 por ciento por lo menos, mayor que otros estados", declaró.

Con relación a los factores de riesgo, puntualizó que los alimentos no provocan cáncer, pero sí son predisponentes a que ocurra, según la salud del paciente y frecuencia con que se consuma, aunque señaló a la leche, los enlatados, embutidos y la carne asada como algunos de los más "peligrosos".

Dijo que los celulares producen alta radiación que se convierte con gran eventualidad en tumor del sistema nervioso, en tanto que las computadoras aún están en análisis para constatar su influencia en los casos oncológicos.

Los fertilizantes y químicos como el benceno y los tóxicos que contiene el cigarro son también otro factor altamente causante del cáncer, por lo que reiteró la importancia de no exponerse al humo del cigarrillo.

"Los padres no deben fumar cerca de los niños, cada quien debe ser promotor de no fumar en las casas, deben salirse", abundó.

A la lista de productos dañinos que contribuyen al desarrollo de células cancerígenas se agrega el spray, ya sea en insecticida, aromatizante o laca para cabello, agregó.

Con la intención de evitar que continúe en aumento el número de casos oncológicos en niños y adolescentes, la Secretaría de Salud del Estado inició una campaña de concientización estatal, que tendrá su evento más importante en el Museo Semilla, en la capital, el 14 de febrero en la víspera de la celebración mundial de la lucha contra el cáncer.

Las autoridades precisaron que cada jurisdicción tendrá que hacer un evento réplica en sus localidades para enmarcar estas acciones de prevención.