La escasez de medicamentos, la falta de personal y la limitada infresastructura está poniendo en jaque a la institución, saturando los hospitales, las
La escasez de medicamentos, la falta de personal y la limitada infresastructura está poniendo en jaque a la institución, saturando los hospitales, las áreas de urgencias especialmente, reveló Víctor Rivera Villarreal, subsecretario técnico de la Sección Octava del Sindicato del Instituto Mexicano del Seguro Social. (Norte Digital)
La escasez de medicamentos, la falta de personal y la limitada infresastructura está poniendo en jaque a la institución, saturando los hospitales, las áreas de urgencias especialmente, reveló Víctor Rivera Villarreal, subsecretario técnico de la Sección Octava del Sindicato del Instituto Mexicano del Seguro Social.

En entrevista con NORTE expuso que registran sobredemanda en hospitales y clínicas debido a que los pacientes no están atendiendo sus tratamientos adecuadamente porque no están recibiendo el medicamento completo.

Esta situación genera que las áreas de urgencias siempre estén llenas, ya que los pacientes no logran recuperarse de sus padecimientos como debe de ser, ya que la mayoría de los tratamientos no se cumplen al 100 por ciento, porque las dósis de medicina que se otorgan en las farmacias no son las que se recetan por el médico , dijo.

La escasez de medicamentos, la falta de personal y la limitada infresastructura está poniendo en jaque a la institución, saturando los hospitales, las
La escasez de medicamentos, la falta de personal y la limitada infresastructura está poniendo en jaque a la institución, saturando los hospitales, las áreas de urgencias especialmente, reveló Víctor Rivera Villarreal, subsecretario técnico de la Sección Octava del Sindicato del Instituto Mexicano del Seguro Social. (Norte Digital)

Al desabasto de medicinas se suma la falta de insfraestructura, el déficit de médicos, especialistas, enfermeras, etcétera, agregó Rivera Villarreal.

Una de las áreas que más demanda representa para la institución es la de especialidades, la cual requiere cerca de 300 especialistas en todas las áreas para poder ser cubierta en su totalidad, aseguró.

Ahorita hay médicos para sobrevivir y los especialistas son contados, por ello los médicos generales comenzaron a atender a los pacientes con necesidades que debían de ser atendidas por los especialistas , dijo.

Las carencias de infraestructura también afectan a los derechohabientes y a los empleados que deben brindar el servicio, ya sea en el área de hospital o en la consulta externa.

El representante de los sindicalizados informó que durante la última semana cada una de las unidades de urgencia de los tres hospitales de la ciudad se vieron sobresaturadas, al igual que las unidades de medicina familiar.

Esta problemática es creciente por lo que ya está representando un riesgo para pacientes como para los trabajadores de la salud.

Por ejemplo, la Unidad de Medicina Familiar número 65, ubicada en la colonia Manuel Valdez, cuenta con 10 consultorios, un laboratorio, la unidad de rayos X y la farmacia, atiende actualmente a cerca de 24 mil personas, 2 mil 400 pacientes por consultorio, explicó.

El número de pacientes que hay en el lugar es muy superior a la capacidad instalada que se tiene para atender, tanto en material, infraestructura y medicamentos .

Para poder atender a toda esa población adecuadamente requerimos el doble de médicos, de consultorios, de laboratorios y de rayos X, comentó.

En el Hospital 66, ubicado en Las Torres, hay problemas hasta en observación pediátrica ya que éste se diseñó con 10 urnas para bebé, el pasado viernes nacieron 24 niños lo que representa el doble de población atendida en un solo día.

Se les dio la atención ya que no podemos dejar de darla, porque si eso pasa se pone en riesgo la salud del paciente , agregó.

Los hospitales se abastecen de las unidades de medicina familiar, mismas que también enfrentan problemas de saturación, lo que genera que los hospitales y las áreas de urgencias se llenen, sobre todo los fines de semana, denunció Rivera.

En las unidades de medicina familiar 65, 64 (Salvárcar) y 48 (Ángel Trías) actualmente se está al doble de derechohabientes, lo que hace que en ellas falte desde suero, vendas, camillas y demás materiales, reveló.

En el Hospital Regional Número 6, el del Pronaf, el domingo pasado se registró sobrecupo de nueva cuenta, ya que el área de adultos se saturó, dijo.

Eso ya tiene meses, se han hecho gestiones con autoridades estatales y ellos nos dicen que lo pasan a nivel México, el problema es que no se hace nada, no se nos dice cuándo va a llegar mayor infraestructura, equipamiento y material, ahorita se sobrevive, pero en un determinado tiempo ni eso se podrá hacer , advirtió.

Los hospitales y clínicas del IMSS enfrentan una sobredemanda de afiliados de casi un 90 por ciento.

Mencionó que todas las clínicas están diseñadas para cubrir la necesidad de 24 mil derechohabientes, cada una, sin embargo atienden el doble de población haciendo que las clínicas queden chicas en todos los aspectos. 

Tenemos un 90 por ciento de sobrepoblación, el doble de lo que hay en todos los hospitales, para poder brindar la atención que todos los afiliados se merecen se debe duplicar todo, desde camas hasta personal de limpieza e incluso construir otro hospital y más unidades médicas , explicó.

Debido a la sobrepoblación y la gran cantidad de juarenses que se afilian al IMSS, la población de derechohabientes queda grande para las atenciones que se pueden ofrecer dentro de él, aun cuando esta institución representa el único servicio médico para miles de ciudadanos.

Víctor Rivera Villarreal, subsecretario técnico de la Sección Octava del Sindicato del IMSS, informó que desde hace 5 años la institución enfrenta un déficit de especialistas.

Hacen falta urgenciólogos, urólogos, neumólogos, nefrólogos cardiólogos, ginecólogos, entre otros.

Eso también ya se hizo saber, pero aquí el problema recae en que los especialistas no quieren venir a Juárez a trabajar, buscan otras plazas más efectivas y que les dejen mayor ganancia, aquí se gradúan unos 10 por año los cuales se van a otras partes a ejercer su profesión , expresó.

A nivel local son 6 mil 500 trabajadores los que atienden a hospitales, guarderías y unidades de servicio médico del IMSS, según comentó el encargado del sindicato, con esta cuadrilla de trabajadores se logra abastecer la necesidad que hay en la ciudad en cuanto a personal.