Familiares de cuatro de los ocho trabajadores que murieron tras la explosión en la maquiladora Blueberry, en octubre pasado, anunciaron hoy que presentarán
Familiares de cuatro de los ocho trabajadores que murieron tras la explosión en la maquiladora Blueberry, en octubre pasado, anunciaron hoy que presentarán demandas penales y civiles contra quien resulte responsable y rechazaron la conclusión de la Fiscalía General del Estado, que determinó que no hay delito que perseguir. (Agencia Reforma)
CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua 13-Ene .- Familiares de cuatro de los ocho trabajadores que murieron tras la explosión en la maquiladora Blueberry, en octubre pasado, anunciaron hoy que presentarán demandas penales y civiles contra quien resulte responsable y rechazaron la conclusión de la Fiscalía General del Estado, que determinó que no hay delito que perseguir.

Su principal exigencia, dijeron, es justicia.

"No es justo que se esté pasando esto (sic), que nuestro propio Gobernador nos dé la espalda porque no hay un responsable", dijo Luis Enrique Jiménez, padre de Misael Jiménez, un sobreviviente.

"No hay ningún responsable y pido un responsable nada más".

El padre se unió al grupo de deudos que decidieron interponer denuncias por homicidio, lesiones y omisiones, y que realizaron una conferencia de prensa conjunta, donde colocaron una manta con la imagen de una de las víctimas.

Los parientes señalaron que no les interesa recibir dinero porque no les devolverá la vida a sus hijos.

"Queremos justicia, que quede claro que no nos queremos hacer ricos y no estamos peleando por la indemnización que nos corresponde por ley, pero no queremos que esta situación siga, ¿Qué es lo que va a pasar si el día de mañana vuelve a pasar? Queremos que se castigue a la empresa, que el responsable salga a la luz ", anotó en tanto José Alfredo Vázquez, padre de Iván Vázquez, de 18 años, uno de los ocho empleados muertos.


Advertisement

El 24 de octubre del 2013, la explosión en el área denominada "Mogul 8", donde se encontraban las calderas de la empresa fabricante de dulces, dejó un saldo de ocho trabajadores sin vida y decenas de lesionados.

En noviembre, la Fiscalía General del Estado y la Dirección de Protección Civil Municipal informaron que el peritaje no revela algún delito que perseguir, pero no explicaron causa de la explosión.

El abogado Jorge Espinoza, del equipo jurídico del Partido Acción Nacional (PAN), que asesora legalmente a los familiares, explicó que las denuncias se interpondrán de manera individual.

"La Fiscalía abrió su propia carpeta, que manejó a su modo, a su discreción, a su conveniencia, y nosotros vamos a presentar las denuncias penales precisamente por los delitos de homicidio, de lesiones, de omisiones", dijo.

Mencionó que traerán peritos de la Ciudad de México.

María del Refugio Romero, esposa de Jorge López Morales, otro de los ocho fallecidos, dijo que la carpeta de investigación debe reabrirse. "No vamos a quitar el dedo del renglón, solicitamos ya a la Fiscalía el expediente del tema y necesitamos revisarlo, no es posible que la empresa les haya dado un trato inhumano a sus trabajadores y que haya tenido omisiones en materia de protección civil", mencionó a su vez la diputada panista Daniela Álvarez, quien apoya al grupo.