Karla Castañeda (derecha), cuya hija Cinthia Jocabeth Castañeda Alvarado de 13 años desapareció en octubre del 2008 de la zona centro mientras cambiaba
Karla Castañeda (derecha), cuya hija Cinthia Jocabeth Castañeda Alvarado de 13 años desapareció en octubre del 2008 de la zona centro mientras cambiaba unos zapatos, ha abandonado su hogar luego de que fuera presuntamente hostigada e intimidada por policías locales y estatales la semana pasada, de acuerdo con activistas involucradas con las madres de mujeres de desaparecidas. (Especial para Somos Frontera)
CIUDAD JUAREZ La mujer quien encabezó el mes pasado una marcha a pie de Juárez a la Ciudad de Chihuahua para demandar al Gobernador César Duarte avances en las indagatorias del caso de su hija desaparecida se ha esfumado.

Karla Castañeda, cuya hija Cinthia Jocabeth Castañeda Alvarado de 13 años desapareció en octubre del 2008 de la zona centro mientras cambiaba unos zapatos, ha abandonado su hogar luego de que fuera presuntamente hostigada e intimidada por policías locales y estatales la semana pasada, de acuerdo con activistas involucradas con las madres de mujeres de desaparecidas.

"Su vida se encuentra ahora en peligro y tuvo que esconderse para protegerse ella y sus hijos", dijo la abogada juarense Francisca Galván, una activista y consejera legal del Comité de Madres y Familiares de Mujeres Desaparecidas.

Galván no precisó si Castañeda se encuentra en Juárez, pero confirmó que la mujer y sus cuatro hijos menores de edad abandonaron su casa en la colonia Plutarco Elías Calles, al norponiente de Juárez, el sábado por la tarde.

Ese día por la mañana, la policía estatal presuntamente irrumpió en la casa de Castañeda para buscarla porque ella se había metido muy hondo en la búsqueda de su hija , de acuerdo con una queja pública que el Comité de Madres realizó en su página de Facebook el lunes.

Castañeda no se encontraba en su casa cuando ocurrió el supuesto incidente.

La queja también agrega que oficiales de la policía de Juárez supuestamente hostigaron e intimidaron a Castañeda en su casa dos veces la semana pasada.


Advertisement

También recibió una presunta llamada de la "gente del gobernador" para convencerla a que se reuniera con Duarte en privado en la Ciudad de Chihuahua, pero rehusó.

Al mismo tiempo, otros miembros del Comité de Madres y de otras organizaciones civiles que apoyan a las madres de mujeres desaparecidas también fueron hostigados y, en algunos casos, amenazados de muerte, según la queja y Galván.

Los presuntos incidentes propiciaron que el Comité de Madres tuviera una reunión con el procurador regional de Chihuahua y un representante de la oficina del gobernador el lunes. Galván y otros miembros de la organización civil demandaron a las autoridades estatales a cesar el hostigamiento y la intimidación.

El portavoz de la Fiscalía General del Estado, Arturo Sandoval, dijo que, durante la reunión, se les explicó que no eran policías estatales los que presuntamente irrumpieron en la casa de Castañeda sino psicólogos del Departamento de Víctimas y Ofendidos del Delito ofreciéndole ayuda a la mujer.

Negó cualquier alegado de hostigamiento por parte de los psicólogos o los investigadores estatales que los acompañaron el sábado. El portavoz de la policía de Juárez, Adrián Sánchez, no pudo ser localizado el martes para comentario.

Galván dijo que Castañeda o las otras víctimas del supuesto hostigamiento policial decidieron no interponer una denuncia ante el Ministerio Público por miedo a represalias.

Pese a lo sucedido, la litigante aseguró que el Comité de Madres continuará trabajando en el establecimiento de las de mesas de trabajo con autoridades estatales y locales, como lo acordaron durante una audiencia pública el pasado 2 de febrero con Duarte, el alcalde Héctor Murguía y otros oficiales de gobierno.

La audiencia pública se efectuó en Juárez, casi dos semanas luego de que una docena de familiares y madres de mujeres reportadas como desaparecidas, lideradas por Castañeda, llegaron a la Ciudad de Chihuahua de Juárez.

Por casi una semana las mujeres, junto con simpatizantes y activistas, caminaron a pie para demandarle a la administración de Duarte identificar los restos de más de 230 víctimas apiladas en el Servicio Médico Forense de Juárez y establecer pasos concretos para resolver los casos de las mujeres desaparecidas.

El martes fue la fecha límite para que las autoridades estatales les diera al Comité de Madres un avance en el caso de Brenda Berenice García Castillo, quien tenía 17 años al momento de desaparecer de la zona centro hace cuatro años, entre otras demandas.

De acuerdo con archivos periodísticos, la adolescente fue por última vez vista entre la audiencia de un programa de entrevistas filmado en Los Ángeles en Febrero del 2009, un mes después cuando fue reportada como desaparecida.

Aunque sus familiares denunciaron ante las autoridades mexicanas en el 2011 que la joven pudiera encontrarse en territorio estadounidense y hasta les dieron una copia del programa, no fue hasta el mes pasado que la Procuraduría General de la República (PGR) comenzó a trabajar activamente en el caso de García Castillo.

Lorena Figueroa may be reached at lfigueroa@elpasotimes.com; 546-6129.