En Ciudad Juárez ser niño representa el riesgo de vivir en la pobreza, expuesto al maltrato e incluso la muerte, señalaron ayer representantes de la Red por los Derechos de la Infancia, luego de que el año pasado 312 menores fueron víctimas de maltrato, violación u omisión de cuidados.

Existe una visión muy enfocada a los homicidios y no en todas las consecuencias de las distintas violencias que se ejercen en la ciudad , señaló su secretario ejecutivo, José Luis Flores, al destacar la violencia que existe por parte de los adultos hacia los niños principalmente de la primera infancia

. Se exigió al gobierno municipal que invierta el 20 por ciento de su presupuesto para generar una campaña enfocada en lograr una cultura de buen trato hacia las niñas y los niños.

Estudios indican que durante los primeros cinco años de vida se alcanza el 90 por ciento de desarrollo cerebral, y que los niños pequeños son excesivamente sensibles a las influencias del medio ambiente, dijo.

Además de los 312 niños que fueron víctimas de algún tipo de maltrato, omisión o abuso sexual que señalan datos de la Subprocuraduría de Asistencia Jurídica y Social de Gobierno del Estado, seguimientos periodísticos indican que 11 niños más murieron por causas que pudieron ser evitadas.

Tres de estos homicidios ocurrieron en agosto, al ser golpeados por sus padrastros, mientras que el último caso ocurrió en diciembre pasado y las autoridades aún buscan a los padres de la pequeña Cherly Alejandra, quien murió a los tres años de edad.


Advertisement

Pero la cifra es más grave, ya que por cada caso denunciado existen por lo menos cuatro casos más que no llegan a las autoridades, destacó.

Nos preocupan los datos porque vemos cada día el hambre en las familias, la tristeza y la angustia por la ausencia de algunos de sus miembros por la muerte violenta, el estrés en los adultos por la incertidumbre, desesperación y la impotencia por no tener un trabajo y que impacta en la economía familiar tornándose a incremento de la violencia al interior de los hogares y quienes sufren más son los más pequeños .

Dijo que el Estado ofrece acciones de asistencia que sólo llegan a algunos cuantos, por lo que los programas gubernamentales no logran cambiar la grave situación que viven los niños y adolescentes.

Destacó que durante el 2012 la Red por la Infancia participó en el impulso de la propuesta de Ley de Protección para Niñas, Niños y Adolescentes en el Estado de Chihuahua que se aprobó el pasado jueves en el Pleno del Congreso del Estado.

Se trabajó en una propuesta que asentara la necesidad y visibilizara la situación de la infancia en Ciudad Juárez con la colocación de actividades lúdicas al aire libre, con el propósito de disminuir la violencia contra niñas y niños, y proporcionarles un espacio seguro para el juego en 56 sectores de la ciudad .

Catalina Castillo, de la Organización Popular Independiente (OPI), destacó también que urge gente capacitada en el tema de infancia, por lo que en coordinación con la Universidad Pedagógica Nacional se generó la Especialidad para la Profesionalización en los Derechos de Niñas y Niños en la Primera Infancia.

Queremos que estos indicadores realmente bajen e insistimos en la necesidad de que en Ciudad Juárez exista una cultura del buen trato y protección hacia nuestras niñas y niños que logre reducir los índices de violencia infantil, por lo que exigimos al Estado que trabaje para ello , concluyó.