Un centenar de jovencitos y jovencitas de la Orquesta Sinfónica Juvenil "Esperanza Azteca" de Juárez, asistieron al concierto de música clásica
Un centenar de jovencitos y jovencitas de la Orquesta Sinfónica Juvenil "Esperanza Azteca" de Juárez, asistieron al concierto de música clásica "Las Electrizantes Estrellas del Mañana", en el Centro de Artes y Humanidades de la Universidad de Texas en El Paso. (Foto: Rudy Gutiérrez/El Paso Times.)
EL PASO - Un centenar de jóvenes músicos de Juárez cruzaron a pie hacia El Paso para deleitarse con el concierto Festival de Música de Cámara Pro-Música, efectuado la tarde del domingo, en el centro de artes y humanidades de la Universidad de Texas en El Paso.

Mario Jiménez, de 16 años y corista de la Orquesta Sinfónica Juvenil "Esperanza Azteca", fue uno de los entusiastas jóvenes presentes en la presentación de música clásica.

"La música te llena el alma", afirmó Jiménez, entrevistado durante el intermedio. "La música te alimenta y te alegra. Es una lección de vida".

Jiménez, cuya hermana también pertenece al coro de la orquesta, dijo haberse incorporado al grupo musical hace tres años, al ser convencido por sus amigos.

"Me gusta la música clásica y disfruto mucho el ser barítono", expresó Jiménez, un joven esbelto, de aspecto serio. "Estoy muy contento y no cambiaría ni a la música ni a mis amigos por nada".

El joven preparatoriano quiere ser médico, pero aún no decide, aunque también quiere dedicarse a la música, según dijo.

Unos 215 niños, niñas y jóvenes, de 6 a 17 años, integran la Orquesta Sinfónica Juvenil Esperanza Azteca en Juárez, fundada hace cuatro años por directivos de Fundación Azteca.

El grupo de música clásica fue creado por iniciativa de los directivos de Fundación Azteca, con la participación de la empresaria paseña Cecilia Levin y otros particulares, explicó Griselda Kuri, vocera de la fundación.

"El 60 por ciento de esos niños y niñas proviene de colonias vulnerables en Juárez", agregó Kuri. "Los músicos estudian en las instalaciones del colegio 'Visión México', donde les prestan un local, y las lecciones son gratuitas".

Los jóvenes, ataviados con playeras azules y rojas, fueron transportados hasta el puente internacional Paso del Norte-Santa Fe, desde donde cruzaron hasta El Paso, donde fueron llevados en autobuses hasta la sede de la Universidad de Texas en El Paso, para asistir al concierto.

Los noveles músicos disfrutaron de la presentación del celista Zuill Bailey, el panista Benjamín Loeb, la violinista Madalyn Parnas y la celista Cicely Parnas.

"Es una maravillosa oportunidad para que la música clásica sea accesible para la mayoría", expresó Bailey, director artístico de Pro-Música en El Paso, en una declaración escrita.

Luis Martínez, un padre de familia quien acompañó a su vástago para escuchar el concierto, se dijo complacido de que su hijo pertenezca a la orquesta "Esperanza Azteca".

"Está muy motivado y se dedica totalmente a la música", expresó Martínez, padre de Erik Martínez, de 13 años, quien toca el violín desde los 6 años, según el progenitor.

El papá se dijo dispuesto para apoyar a su hijo en esta rama musical, aun cuando aclaró que su vástago quizá estudie la carrera de ingeniería.

Guillermo Quezada, director artístico de "Esperanza Azteca", expresó que la orquesta fue conformada hace cuatro años, como una idea surgida desde Puebla, en el centro de la República Mexicana.

"Vimos que casi no existía la música clásica en Juárez, de ahí que lanzáramos la convocatoria para jóvenes interesados en aprender a tocar un instrumento musical o a integrar el coro", agregó Quezada.

Los noveles músicos ya se presentaron incluso en el Estado de California y proyectan varias presentaciones en la Ciudad de Chihuahua y otras regiones de la República Mexicana.

Marisela Ortega Lozano puede ser localizada en mortega@elpasotimes.com; 542-6077.