JUAREZ - Un ciudadano estadounidense fue condenado a 31 años de prisión, en Juárez, al declarársele culpable del secuestro con agravantes, cometido en perjuicio del hijo de un empresario, cuyo cadáver estrangulado fue localizado posteriormente, pese a pagarse el rescate exigido, dijeron las autoridades.

La víctima, Rafael Pérez Muñoz, de 28 años, fue plagiada en Juárez, el 4 de julio del 2006 y, el 13 de ese mismo mes, fue localizada estrangulada, en la calle Almendros, entre la Avenida Ejército Nacional y Camino Viejo a San José, informó un portavoz de la Fiscalía General de Chihuahua en Juárez.

El sentenciado por secuestro, Jesús Carlos Corral Aún, de 39 años y ciudadano estadounidense, fue ubicado en Dallas, Texas, el 10 de marzo del 2011, donde vivía después de dictársele orden de aprehensión en contra suya, el 16 de marzo del 2007, explicó el vocero.

Corral Aún fue ubicado en esa ciudad tejana en colaboración con las autoridades del Estado de Chihuahua, el Marshall de Estados Unidos y agentes del Departamento Ejecutor de Aduanas e Inmigración (ICE, por sus siglas en inglés).

Ese mismo mes, el prófugo fue extraditado formalmente y entregado a las autoridades mexicanas, según informaron voceros de la Procuraduría General de la República.

El titular del Juzgado Quinto en Materia Penal con base en Juárez condenó a Corral a 31 años de prisión por el delito de secuestro con agravantes, además de pagar 127 mil 173 pesos por concepto de reparación de daños.

El ahora convicto purgará su condena corporal en el Centro de Reinserción Social en Juárez.

El Ministerio Público del Estado apeló la sentencia dictada en contra del estadounidense, al considerar como muy baja la condena, explicó el vocero de la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua, Arturo Sandoval.

En entrevista telefónica, Sandoval explicó que, antes del 2011, se catalogaba como secuestro con agravantes cuando la víctima perdía la vida durante el plagio.

"Por ello, a Corral se le condenó por secuestro agravado", explicó Sandoval.

Pero desde inicios del 2011, agregó Sandoval, las reformas penales contemplan un mínimo de 50 años de cárcel a los culpables del delito de secuestro cuando asesinen a su víctima.

"A Corral se le aplicó la pena vigente en aquellos años (2006); ahora, las condenas son más graves", dijo Sandoval

Marisela Ortega Lozano, mortega@elpasotimes.com; 542-6077.