La presidenta de la Barra y Colegio de Abogados, Laura Yanely Rodríguez Mireles, demandó una investigación a fondo para establecer por qué las instalaciones del antiguo Tribunal para Menores, eran utilizadas por policías para cometer torturas en contra de ciudadanos con el fin de que se declararan culpables de algún delito.

Expuso que lo que ocurre al interior de una corporación policial, es un foco rojo que se debe atender porque viene a generar preocupación y más desconfianza entre la sociedad.

Dijo que no cabe duda de que existen muchos otros casos de ciudadanos que han sido vejados y torturados por miembros de alguna corporación policial y que sus casos han quedado en silencio por temor a algún tipo de represalia.

Consideró que fue muy valiente la actuación de los ciudadanos que no sólo denunciaron sino que le dieron seguimiento a la denuncia lo que derivó después de varios meses en la detención de tres de los cinco policías involucrados.

Hizo un llamado a los ciudadanos a no quedarse callados y denunciar cualquier tipo de abuso por parte de policías municipales o de cualquier otra corporación policiaca que está para servir a la comunidad.

El caso que llevó apenas el pasado fin de semana al arresto de tres de los cinco agentes involucrados en un caso de tortura y violación se registró el pasado 6 de marzo del 2012.

En la investigación que efectuaron agentes de la Fiscalía General del Estado Zona Norte, se establece que las víctimas (dos hombres), fueron llevados a las instalaciones del antiguo Tribunal para Menores ubicado en bulevar Norzagaray y Viaducto Díaz Ordaz.

No es la primera ocasión en que personas que han sido detenidas, han referido en sus declaraciones que fueron llevadas por policías municipales a ese lugar para someterlos a todo tipo de golpes para obligarlos a que se declaren culpables de algún delito.