EL PASO.- Familiares y amigos de Litzey Realyvasquez, la niña de diez años que murió en un accidente a principios de esta semana, le dieron el último adiós el jueves lanzando al aire varios globos de color verde y morado.

"Para Litzey" fueron las palabras que éstos pronunciaron antes de lanzar los globos.

Cerca de 200 personas abarrotaron la iglesia católica La Purísima para el servicio funerario de la menor.

Sus familiares más cercanos se encontraban de pie junto a la entrada de la iglesia mientras el ataúd ingresaba a la misma. Durante el servicio, se podía escuchar el llanto de los presentes.

En el cementerio Mount Carmel, los familiares se abrazaron unos a otros al momento de despedirse de la pequeña Litzey. A los compañeros de clase de ésta se les ocurrió la idea de lanzar globos según señaló Marivel Macías directora de la Escuela Primaria Escontrias.

"El verde y el morado eran sus colores favoritos por lo que la familia pidió que todos portaran hoy ropa de estos colores. Algunos alumnos se me acercaron y me preguntaron si podían llevar globos por lo que los consejeros trajeron globos y una de sus mejores amigas también llevó globos al funeral", manifestó Macías al borde de las lágrimas.

Litzey falleció el domingo por la noche cuando el vehículo deportivo de su familia dio varias vueltas cuesta abajo en una colina de arena en el área conocida como Clint Pit ubicada en la cuadra 12000 de la calle Roberts Ranch Road. El conductor trató de subir una colina demasiado inclinada cuando el vehículo de pronto se atascó cayendo hacia atrás, según reportaron las autoridades del Departamento del Sheriff del Condado de El Paso.

Macías indicó que ha estado en contacto con la hermana mayor de Litzey quien le indicó que los últimos días han sido muy difíciles para su familia.

"Sé por lo que están pasando y sólo quería que supieran que no únicamente pueden contar conmigo sino con toda la comunidad"

Litzey cursaba el quinto año escolar y había sido alumna de la escuela Escontrías desde el preescolar. Su muerte sacudió a la comunidad escolar pero al mismo tiempo los unió.

"La pérdida de alguien tan pequeño causa mucho dolor. Nos va a tomar tiempo sobreponernos pero sabemos que contamos unos con otros. Pienso que las acciones de la comunidad han demostrado eso".

Macías agregó que Litzey era una alumna destacada quien a menudo se encontraba en el cuadro de honor.

Con el paso de los años la menor se había hecho muy conocida dentro del plantel escolar. Varios de los maestros la conocían y la mayoría de los estudiantes eran sus amigos.

"Una de sus compañeras nos dijo que ésta deseaba ser maestra cuando fuera mayor. Se sentía muy orgullosa de poder ayudar a otros alumnos".

Todo el personal de la escuela ha estado recaudando donativos para ayudar a la familia con los gastos funerarios. Macías señaló que se desconoce la cifra exacta recabada pero que la escuela recibió ayuda de todas partes del condado.

"Recibimos un cheque de un residente del sector noreste de la ciudad. Ese fue un gesto muy conmovedor".

Aaron Bracamontes puede ser contactado en abracamontes@elpasotimes.com